¿Que es tener una mente silenciosa?

Mundo Místico 29 de agosto de 2020 Por LUZ DE MARFIL
El silencio es mas que la calma o la quietud, es aquella instancia en que se disuelve todo y queda la verdadera naturaleza de la mente.
7843b4d35004078368b4e1b57fb483c059a32a18r1-900-641v2_uhq

¿Qué es realmente el silencio?  por una parte, nos sirve para descansar de los estímulos,  en su aspecto de quietud o estabilidad, es fundamental para poder conocer algo, ya que de otra forma la mente se mueve mucho, y el ruido de los pensamientos -o sus propias proyecciones- impiden observar un objeto puramente, tal como es.

El silencio, como aquello que está más allá de los conceptos y del lenguaje discursivo, es el modo de conocer, osea la función más alta del conocimiento, aquella con la que la mente va más allá de sí misma, de la dualidad sujeto-objeto y de la identificación con un yo separado del universo, o de la divinidad, o de la nada radiante que es todo. El silencio es la "casa sosegada" que permite el vuelo del alma.

Meister Eckhart, místico  nos dice que una mente silenciosa es una mente en no tiene ningún peso encima, ninguna preocupación; una mente que, libre de toda búsqueda egoísta.  El silencio se vuelve como el espacio de la anulación o aniquilación del yo. Aniquilación del yo que es la divinidad misma.

Por su parte David Chaim Smith también  místico de Occidente, escribe en su libro The Awakening Ground "La práctica contemplativa empieza con el amor al silencio. Silencio en este caso no se refiere a la mera ausencia de sonidos audibles, aunque este es uno de los aspectos que invitan a la mente a la gran expansión de su naturaleza esencial. El gran silencio es pleno, resonante y habla a través de todas las cosas. Puedes empezar llamándolo en tu interior, donde reside sin interrupción".

Desde el concepto de Smith el silencio es como un fuego profundo en el que se disuelve y purifica la mente y que permite que se manifieste la luminosidad primordial del espacio, luz que es la conciencia más allá de la muerte o el nacimiento, eterna llama cognitiva, vela inmóvil. 

 El hermetista cristiano Valentin Tomberg escribe en sus Meditaciones sobre los arcanos del tarot, la concentración sin esfuerzo –es decir, ese lugar en el que no hay nada que suprimir y en donde la contemplación se vuelve tan natural como la respiración y el latido del corazón– es el estado de conciencia  de calma perfecta, acompañada de la completa relajación de los nervios y los músculos del cuerpo. 

El silencio es una instancia de disociación del todo, y donde todo se origina, vinculado  a la Heliogaballa, donde todo comienza de la calma

Te puede interesar