Nació un gorila en peligro de extinción y su madre no lo suelta ni un minuto

Medio Ambiente 03 de septiembre de 2020 Por Dany
El nacimiento de este pequeño es una excelente noticia para la naturaleza y su madre lo sabe.
7-1

Kala es una hermosa gorila quien perdió a su primer hijo después de pasar un accidente el año pasado, es por eso que ahora no se despega ni un momento de su nueva cría. Ellos son residentes del Zoológico de Bristol en Alemania, donde los encargados y visitantes celebran el increíble nacimiento de este pequeño cuya especie está en peligro de extinción. 

Kala, de nueve años, dio a luz de forma natural junto al padre del gorila bebé, Jack, la madrugada del pasado 26 de agosto. 

 

Los cuidadores del zoológico llegaron y se encontraron con una hermosa sorpresa, el pequeño gorila acurrucado en los brazos de su madre y ambos en perfectas condiciones. 

El recién nacido no ha sido bautizado ni se conoce el género del bebé, pues los cuidadores no han podido separarlo un momento de su madre para revisarlo. 

“El martes Kala se veía agradable y cómoda y no nos causaba preocupaciones ni preocupaciones. Vine ayer por la mañana para encontrar un bebé recién nacido en la casa. Fue encantador”, comentó Lynsey Bugg, curadora de mamíferos del zoológico.  

“El año pasado tuvo un embarazo y un parto, pero no salió según lo planeado y, lamentablemente, el bebé no sobrevivió. Esta vez estábamos un poco en ascuas y es tan encantador que pudo dar a luz de forma natural, el bebé y la mamá están muy bien”, señaló Bugg.

De acuerdo con los encargados del lugar, Kala es una madre muy atenta y muy cariñosa. Además, el bebé se amamanta mucho y luce realmente fuerte y de buen tamaño. 

El pequeño gorila se une al grupo de seis que ya viven en este lugar como parte del proyecto que busca proteger el futuro de los gorilas de las tierras bajas occidentales de Camerún, los cuales se encuentran en grave peligro de extinción. 

El parto de Kala es una excelente noticia para su especie y para la naturaleza en general. Gracias a las autoridades del Zoológico de Bristol, madre e hijo podrán vivir seguros y felices.

Te puede interesar