CHILE: ensayan con anticuerpos de COVID 19 en alpacas

Mundo 06 de septiembre de 2020 Por Periodismo en Línea
Las alpacas tienen un sistema inmune que las distingue. La explicación científica es que una parte de sus anticuerpos necesitan de un solo gen para producirse. Su sistema inmune es simple.
Fauna_23112015090616

Las alpacas son una especie de camélidos de América del Sur, más pequeñas que  las llamas y los guanacos, vive en el altiplano andino, hasta a 5 mil metros sobre el nivel del mar, en Perú, Bolivia, Argentina, Ecuador y Chile. En Chile viven en Antofagasta, Atacama y Coquimbo, al norte de la capital, Santiago.

El Laboratorio de Biotecnología de la Universidad Austral de Chile que, liderados Alejandro Rojas, están trabajando en desarrollar anticuerpos contra el coronavirus y la Covid-19 a partir de la sangre de la alpaca. Si tienen éxito, de esta investigación podrían resultar en un antiviral para el uso humano.

“Con una simple muestra de sangre que les sacamos, obtenemos los genes que producen los anticuerpos, podemos aislarlos, y separar los grupos que pueden reconocer el patrón del coronavirus. Después nosotros producimos ese gen en una bacteria u otro microorganismo de forma ilimitada”, explicó.

Rojas es académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile. Su área de experticia es la biotecnología molecular. Una de las líneas de trabajo del laboratorio que dirige se concentra en generar anticuerpos “de cadena simple” para diagnosticar y tratar enfermedades humanas.

El laboratorio ya ha trabajado con las alpacas para combatir los hantavirus (que transmiten los roedores a los humanos), aislando de estos animales los anticuerpos a los que llaman nanobodies, y que tienen características únicas, detalla un artículo publicado en la página web de la Universidad Austral de Chile: tienen “alta afinidad, alta estabilidad  en un amplio rango de temperaturas y PH”.

Si en inglés a los anticuerpos humanos se les llama antibodies, a los de las alpacas les dicen nanobodies, porque son tan pequeños que son invisibles al sistema inmune, y son fáciles de reproducir. “Estos tienen una dimensión mucho más pequeña que los que originan el resto de los animales y muchos estudios han demostrado que son herramientas terapéuticas seguras, estables y efectivas para la neutralización de infecciones virales en modelos animales y humanos”, abunda el artículo.

El Laboratorio de Biotecnología de la Universidad Austral de Chile ha usado estos nanobodies, entonces, para transmitirlos a seres humanos enfermos y producirles inmunidad. Lo han hecho no solo con el hantavirus, sino que lo han ensayado con otros virus emergentes, como el que ahora es responsable de los síntomas de la Covid-19.

Para este coronavirus, el trabajo del equipo consiste en inducir el sistema inmune de las alpacas para que reconozca su cepa y las combata. Con un microscopio de altísima tecnología llamado el Celldiscoverer 7, pueden hacer en la muestra de sangre del animal una selección automática de los anticuerpos y detectar los que pueden neutralizar al virus.

Esperan de esta investigación que resulte un antiviral contra la Covid-19 para el consumo humano, que pueda inhalarse o inyectarse.

El laboratorio se asoció con otro de la Universidad de Laval de Canadá, informa el reporte de Europa Press. El laboratorio canadiense “desarrolló con éxito” una vacuna contra el ébola durante el brote en el continente africano.

Te puede interesar