De Facebook a Neuralink: cómo es la tecnología de implantes cerebrales que podría cambiar a la humanidad

Tecno 06 de septiembre de 2020 Por Periodismo en Línea
Un prototipo de gorra desarrollado por el Centro Wyss para Bio y Neuroingeniería de Ginebra permite monitorear la actividad cerebral y, con ella, determinar la respuesta de un paciente paralizado a una pregunta de los médicos
3380620h1080

Jack Gallant nunca se propuso crear una máquina para leer la mente. Su enfoque era más prosaico. El doctor Gallant es un neurocientífico informático de la Universidad de California, Berkeley, y trabajó durante años para mejorar nuestra comprensión de cómo los cerebros codifican la información (qué regiones se activan, por ejemplo, cuando una persona ve un avión o una manzana o un perro) y cómo esa actividad representa el objeto que se está viendo.3380610h1080
Un día, Gallant y sus colegas postdoctorados comenzaron a hablar. De la misma manera en que puedes convertir un altavoz en un micrófono conectándolo al revés, ellos se preguntaron si podían hacer ingeniería inversa del algoritmo que habían desarrollado para poder visualizar, únicamente a partir de la actividad cerebral, lo que una persona estaba viendo.

El experimento se centró únicamente en una subsección de la corteza visual. No captó lo que estaba sucediendo en otras partes del cerebro (cómo se podría sentir una persona respecto de lo que estaba viendo, por ejemplo, o lo que podría estar fantaseando mientras miraba). El esfuerzo fue, en palabras de Gallant, una primitiva prueba de concepto.

3068974h1080
Las imágenes reconstruidas se mueven con una fluidez de ensueño. En su imperfección, evocan el arte expresionista. (Y unas pocas imágenes reconstruidas parecen totalmente equivocadas). Pero cuando tienen éxito, representan un logro asombroso: una máquina que traduce los patrones de la actividad cerebral a una imagen en movimiento comprensible para otras personas; una máquina que puede leer el cerebro.

 Los especialistas en ética, me dijo la doctora Jepsen, "también deben ver esto: La alternativa sería decidir que no estamos interesados en una comprensión más profunda de cómo funciona nuestra mente, curar enfermedades mentales, entender realmente la depresión, mirar dentro de las personas en coma o con Alzheimer, y mejorar nuestras habilidades para encontrar nuevas formas de comunicación".

Avances en tecnología: Drones activados por la mente

Incluso podría decirse que hay un imperativo de seguridad nacional para avanzar. China tiene su propia versión de BrainGate. Algunos piensan que si las compañías estadounidenses no son pioneras en esta tecnología, las compañías chinas lo harán. "Las personas han descrito esto como una carrera armamentística de cerebros", dijo Yuste.

Ni siquiera Gallant, que primero logró traducir la actividad neural a una imagen en movimiento de lo que otra persona estaba viendo (y que estaba a la vez eufórico y horrorizado por el ejercicio), piensa que el método Luddite es una opción. "La única manera de salir del agujero tecnológico en el que estamos es con más tecnología y ciencia", me dijo. "Eso es un hecho genial de la vida".

Te puede interesar