Así se fue desarmando el Barcelona

Deportes 25 de septiembre de 2020 Por Nacho
Desde que ganaron la última Champions en 2015 y se dio la reelección de Bartomeu, el equipo culé fue perdiendo año tras año nombres pesados. Y Messi se quedó a la fuerza...
2

La salida de Suárez terminó de desatar un nuevo combate en Barcelona. Messi y la publicación de despedida para su amigo, generó revuelo en el equipo culé por apuntar directamente a los dirigentes. Y en ese posteo de Instagram, no fue sólo el 10 el que alzó la voz porque también otros jugadores como Neymar, Dani Alves o Cesc Fábregas estuvieron de acuerdo con sus palabras y hasta dijeron las suyas.

Leo no se pudo ir del Barsa. Pese a sus ganas y su deseo de salir, lo terminó evitando para no ir a juicio con el club de su vida. Y desde hace tiempo que hace pública su confrontación con los dirigentes blaugranas. Entre tantas decisiones cuestionadas, una de ellas hace alusión a la poca gestión del plantel. Porque año tras año fueron perdiendo figuras que nunca pudieron reemplazar a pesar de gastar. Así se fue dando el panorama, el caos actual al que fueron llegando

En 2015 el Barcelona ganó su última Champions. Con la MSN en cancha, aquel triunfo con triplete incluido, generó también que los socios culés votaran al presidente que estaba de forma provisional. Así, Josep Bartomeu fue elegido iniciando el ciclo en el que hoy es el gran señalado...

 2015

1

Después de levantar la Orejona, se despidió Xavi. Se trató de un adiós anunciado, ya que con 35 años había perdido el puesto con Rakitic. El otro fuerte que se terminó yendo fue Pedro, clave con Guardiola, pero con terreno perdido por la MSN emigró al Chelsea. Y el refuerzo top fue Arda Turan por 40 millones, pero el turco tuvo un olvidable paso por el Camp Nou.

2016
Un año después llegó el adiós de Dani Alves, con polémica. El brasileño quería renovar por dos años y el club le ofrecía sólo uno por sus 33 años. El lateral no aceptó y se fue a la Juventus donde demostró que seguía más que vigente. También se fue Claudio Bravo, al Manchester City.
Al mismo tiempo el club incorporó por 157.000.000 de euros para llevar a Umtiti, André Gomes, Digne, Cillessen y Paco Alcácer. Salvo Umtiti, el resto pasó sin gloria.

2017

11

El año que se empezó a gestar el principio del fin. Neymar aceptó la locura y se fue al PSG por 222 millones. El Barsa terminó gastando más de 380 millones de euros para reemplazarlo, sin suerte. Llegaron Ousmane Dembélé del Dortmund además de Semedo, Paulinho o Yerry Mina. Seis meses más tarde arribó Philippe Coutinho, quien hoy a Cataluña volvió tras no rendir. En enero de 2018 fue Mascherano quien se fue a China.

2018

Después de la eliminación contra la Roma en Champions (de 4-1 a 0-3) llegó la despedida para otra leyenda: Andrés Iniesta puso punto final y se fue a Japón. También partieron refuerzos pasados que no se asentaron: Digne, Yerry Mina, Aleix Vidal, Munir, Paulinho, Paco Alcácer... Por el otro lado, las llegadas fueron las de Arturo Vidal, Clement Lenglet, Malcom o Arthur.

2019

Otro golpazo peor en Champions: vs. Liverpool (de 3-0 a 0-4), pero el golpe de salidas no fue tan fuerte. Sí se fue Malcom, rápido como llegó o también Cillessen, cansado de ser suplente de Ter Stegen. La inversión fue fuerte: 120 millones por Griezmann y 75 por Frenkie de Jong. Pero el panorama no cambió: necesitados de un delantero, la apuesta fue Braithwaite, del Leganés, por 18 palos.

2020

Tras el 2-8 vs. Bayern vino la debacle. Estalló todo y el cambio fue brutal. Rakitic, Arturo Vidal, Luis Suárez, Semedo y Arthur no formaron parte del nuevo proyecto de Koeman, con Messi quedándose pese a sus ganas de irse. Y las llegadas, sólo Pjanic es el nombre del mercado. Antes ya habían comprado dos proyectos como Trincao o Pedri. Con la vuelta de Coutinho, aparecen como las caras nuevas ante tantas bajas.

Te puede interesar