La fatiga mental y emocional en pandemia

Salud y Bienestar 05 de octubre de 2020 Por Graciela Taffarelli
El prolongado aislamiento prolongado, el cambio abrupto de la vida cotidiana que se tenía, puede llevar a las personas al agotamiento mental y emocional. se hace necesario entonces atenderlo.
fatiga-mental-1024x421

A estas alturas del aislamiento físico y social, se han realizado encuestas que revelan un alto porcentaje de personas que manifiestan síntomas de una fatiga mental.

Algunos de los síntomas que pueden presentar son dolores musculares, dolores de cabeza, falta de motivación, confusión o desorganización en el desarrollo de las actividades diarias, incapacidad para priorizar lo importante y lo urgente.  

Además, puede sumarse una angustia aparentemente injustificada, somnolencia, sensación de letargo, falta de atención y pérdida de memoria, como también un sentimiento de temor ante lo que siente la persona y lo que transita en medio de un entorno incierto, considerando diversos considerando diversos aspectos.

Consecuencias de estos síntomas.

La inseguridad se apodera de estas personas, pueden sentir que se “desconocen” a sí mismas, la salud metal se puede ver afectada, como también la salud física.

Es importante que las personas que así se sienten, tomen conciencia y se animen a pedir ayuda y a realizar acciones concretas para que el alivio llegue.

Algunos factores a considerar.

Hay aspectos que significan un pilar de sostén en la vida cotidiana. En los tiempos de confinamiento deben significar una estructura los suficientemente importante para tener en cuenta y llevar a cabo.

Entre los aspectos significativos podemos nombrar en orden de prioridades los que se deberían tener en cuenta y llevarlos a una práctica ineludible:

-        Regular las horas de sueño y de vigilia, intentando levantarse siempre en el mismo horario. 

-        No exigirse dormir cuando se siente que no hay sueño. En esos casos buscar actividades que colaboren con el relax, o el esparcimiento, (leer, mirar un rato la televisión, (eludir celulares, pc, y Tablet.) 

-        Establecer horarios regulares para la ingesta, sin saltear ninguno de los cuatro momentos significativos, (desayuno, almuerzo, merienda y cena), y generar en ellos el hábito que permita no solo alimentarse bien y saludablemente, sino también aquellos hábitos que predisponen a la persona a disponerse gustosa y relajada para ese momento. 

-        Establecer una regularidad en la actividad física, esto contribuye tanto para mantener un estado adecuado y habilitante en relación a lo corporal, como también en relación a los emocional y al cuidado de la buena animosidad y predisposición de la persona.

-        Permanecer al aire libre diariamente, dependiendo de la disponibilidad y posibilidad de cada quien, ese tiempo es recomendable que no sea menor a los 20 minutos diarios.

-        Generar un contacto social y/o afectivo a diario, sostener conversaciones de trabajo, de interés profesional, afectivas, de inquietudes o curiosidades con otras personas cotidianamente, confirma los vínculos aun en la distancia corporal y espacial, provocando sentimientos de alegría, confianza, estabilidad, etc.

-        Intentar realizar con los cuidados correspondientes aquellas acciones que significan una preocupación al posponerse, sea en relación ala propia salud, a lo laboral, etc.

-        No minimizar ni maximizar los síntomas de cualquier índole en medio del aislamiento puede significar de mucha ayuda para no agudizar lo que de momento acontece. Recurrir a los especialistas si es necesario.

Es importante considerar de manera especial que el distanciamiento es físico, no necesariamente afectivo y/ social a lo que a la comunicación se refiere y a la expresión del sentir propio. Compartir con otros lo que angustia, preocupa o lo que genera incertidumbre, alivia, y cuando el sentir es de plenitud y alegría se potencia cuando con otros se expresa.

yo

Graciela Taffarelli
Consultora Psicológica. 

 

 

 

Graciela Taffarelli

Nacida el 14 de abril de 1960 en C.A.B.A.
Consultora Psicológica. Especialista en desarrollo personal.
Fundadora del Movimiento Contagiar Salud.
Docente.
Comunicadora en medios.

Te puede interesar