"Vamos a levantar otra vez a Bolivia", expresó Evo Morales, tras la victoria de Luis Arce

Mundo 19 de octubre de 2020 Por Facundo Hache
El exmandatario boliviano, depuesto por un golpe de Estado, brindó una conferencia de prensa en Buenos Aires, donde comunicó: “No nos equivocamos en elegir al compañero Lucho Arce para presidente” y ratificó su decisión de volver a su país.
113836410

El exmandatario de Bolivia Evo Morales destacó que el triunfo de Luis Arce en los comicios presidenciales también fue producto “del apoyo de presidentes comprometidos con los pueblos más humildes”, entre los que mencionó a Alberto Fernández, y garantizó que el nuevo gobierno del MAS “continuará el proceso de liberación y de cambio” en ese país, suspendido tras el golpe de Estado de noviembre del año pasado. "Vamos a levantar otra vez a Bolivia", afirmó.

Durante su primer discurso tras las elecciones de ayer en Bolivia, el expresidente ratificó también su decisión de retornar a su país, después de su exilio en la Argentina. “Tarde o temprano vamos a volver a Bolivia, eso no es un debate”, garantizó y no descartó la posibilidad de aceptar un cargo en el nuevo gobierno.

“Va a ser nuestra tarea la de aportar una experiencia”, dijo y prometió: “Vamos a sacar adelante a nuestra querida Bolivia, vamos a enfrentar la crisis económica y la sanitaria”. En el mismo tono hizo una convocatoria a “un gran encuentro para la reconciliación” de Bolivia, porque “no somos revanchistas”.

Las definiciones de Morales fueron hechas durante una conferencia realizada en un hotel de la ciudad de Buenos Aires, que congregó a varios dirigentes sociales bolivianos y argentinos, y desde el que se había proclamado la candidatura de Arce, tras un congreso del Movimiento Al Socialismo (MAS). “No nos equivocamos en elegir al compañero Lucho Arce para presidente”, aseguró.

“Conozco al compañero hace años. No solamente es uno de los mejores economistas sino que como ministro (de Economía durante su gobierno) ha tenido muchas cualidades humanas, es solidario y honesto”, definió.

Por otra parte, Morales aseguró que el nuevo gobierno boliviano abrirá un relanzamiento de la Unasur, el organismo creado por los gobiernos progresistas de la década pasada que fue prácticamente desmantelado tras el advenimiento de presidentes neoliberales, en los últimos cinco años.

Los próximos (triunfos) serán en Ecuador y en Chile, países que nuevamente van a relanzar nuestra Unasur, que tanta falta nos hace en este momento. No será como en tiempos de Lula Da Silva, (Hugo) Chavez o Néstor (Kirchner)” pero eso permitirá “relanzar la unidad latinoamericana”.

Sin dar definiciones concretas, el expresidente garantizó que la próxima administración de Arce mantendrá lineamientos que habían sido puestos en marcha hasta el golpe del año pasado. En este sentido definió que “la política sobre relaciones internacionales del MAS es tener relaciones con todo el mundo, incluido Estados Unidos, pero con respeto mutuo”.

Recordó el incidente diplomático con ese país durante su gobierno, que en 2018 derivó en la expulsión del embajador estadounidense en Bolivia por “conspirar y financiar un golpe de Estado” que en ese año no se concretó.

De la misma manera, no descartó que Washington pudiera estar detrás del golpe de noviembre de 2019. “Cuando estaba en la selva, Estados Unidos me ofreció un avión” para salir del país “y ahí me di cuenta de que estaban” con el golpe, dijo.

Morales tuvo reiteradas palabras de agradecimiento para el gobierno argentino. “Varios presidentes me salvaron la vida, entre ellos el hermano presidente Alberto Fernández, que fue el que más se contactó”, dijo. También mencionó la vicepresidenta Cristina Kirchner, al mexicano Manuel López Obrador, al venezolano Nicolás Maduro y al cubano Miguel Díaz-Canel, entre otros.

También homenajeó a los ciudadanos asesinados y dirigentes procesados y apresados durante el gobierno de facto de Jeanine Añéz, que también postergó y enturbió el proceso previo a los comicios. “Lo hicieron porque ya sabían que íbamos a ganar y no pudieron porque lo hemos hecho por más del 50 por ciento”, sentenció.

“El año pasado ganamos sin ningún fraude. No hubo fraude, sí hubo un golpe”, y en todo este tiempo “cooperamos con la conciencia de la democracia, no con la violencia”, puntualizó.

Luego concluyó: “Estoy convencido de que la política es la ciencia del servicio, es esfuerzo, compromiso y sacrificio por los más humildes. Ahora, en once meses nos dejaron destrozado al país, y quiero decir con la experiencia de Lucho presidente otra vez vamos a levantar Bolivia”. 

Te puede interesar