Construcción y mantenimiento de aguadas en el Parque Nacional y la Reserva Provincial Copo

Medio Ambiente 24 de octubre de 2020 Por Periodismo en Línea
En el marco de los trabajos realizados de manera sostenida desde 2018, la Administración de Parques Nacionales (APN) continúa con tareas de profundización y mantenimientos de aguadas tanto en el Parque Nacional Copo como en la Reserva con el mismo nombre, con el fin de garantizar la existencia de sitios de captación del agua que contribuyan a la supervivencia de la fauna silvestre y el ganado de pobladores frente a la carencia de este recurso a causa de la sequía.
l_1602788992

Durante este año se realizaron acciones de reparación y reconstitución de una aguada o represa de origen natural, donde se alcanzó el nivel de profundidad indicado por las delegaciones técnicas correspondientes de la APN para
permitir un uso adecuado por parte de la fauna.

Además, se continúa con el monitoreo iniciado en 2019 a través de la colocación de cámaras trampa que permiten obtener registros e información acerca de las especies que abrevan en estas áreas y evaluar de esta manera la funcionalidad del proyecto. Dentro del área destinada al uso público extensivo en la zona sur del Parque Nacional habitan cuatro familias, quienes poseen una baja carga de ganado y cuentan con aguadas artificiales construidas. En este sentido, desde la Intendencia del área protegida también se autorizó la realización de trabajos de profundización y desbarre pertinentes, dado que las proyecciones meteorológicas actuales estiman un déficit de precipitaciones para los próximos años en la región.

Asimismo, se están gestionando los permisos para reacondicionar una represa existente en un puesto abandonado dentro del área protegida, la cual cuenta con la capacidad y el potencial para convertirse en otra fuente de agua exclusiva para la fauna silvestre de la zona, a la vez que existen otras dos potenciales represas constituidas por bajos naturales en las que se proyecta trabajar el próximo año para su profundización.

Frente a este panorama de sequía, las aguadas permiten la captación de la mayor cantidad de agua posible para que tanto el ganado de los pobladores como la fauna silvestre cuenten con agua disponible suficiente para abrevar
en la zona. El propósito además es crear un reservorio permanente de agua de lluvia que funcione como un atractor de fauna silvestre y de este modo disminuir su necesidad de abandonar la protección del Parque Nacional en
su búsqueda de agua en campos vecinos donde puede resultar expuesta a la caza.

Te puede interesar