COVID-19: Argentina aprueba el uso de emergencia de la vacuna Sinopharm

Nacionales 22 de febrero de 2021 Por Ani
Lo resolvió la ministra de Salud Carla Vizzotti por recomendación de la ANMAT. En los próximos días llegarán a la Argentina un millón de dosis del suero.

La ministra de Salud Carla Vizzotti autorizó con carácter de emergencia la vacuna SARS COV-2 contra el coronavirus producida por China. La funcionaria hizo efectiva su decisión a través de la resolución 688/2021 luego de que la ANMAT así se lo recomendara. Se prevé la llegada de un millón de dosis del suero a la Argentina en los próximos días.

Según se informó oficialmente, el inmunizante aprobado por el Gobierno es un desarrollo de la empresa Sinopharm en colaboración con el Laboratorio Beijing Institute of Biological Products. Se trata de una vacuna inactivada, es decir que porta una versión del virus alterada genéticamente que le impide reproducirse y desarrollar la enfermedad, pero que genera una respuesta inmune en el organismo con capacidad protectora.

La decisión se tomó a raíz del acuerdo comercial que gestionó el Gobierno con la Corporación Grupo Farmacéutico Nacional Chino para la adquisición de un millón de dosis del suero, que comenzarán a llegar a la Argentina en los próximos días.

De acuerdo con los ensayos clínicos de Fase I y II publicados en la revista médica The Lancet, la vacuna china SARS COV-2 es segura y eficaz. Requiere de dos dosis que deben aplicarse con al menos 21 días de diferencia, puede transportarse y almacenarse entre 2°C y 8° C y permanecer estable durante 24 meses.

En diálogo con un medio nacional, el médico Luis Cámera aportó información adicional sobre la vacuna de Sinopharm. Afirmó que tiene entre un 80% y un 90% de efectividad y calificó la aprobación del suero como “una buena noticia”.

Al ser consultado sobre la calidad del desarrollo en relación con otros producidos en china, expresó: “las diferencias son pequeñas. La efectividad de todas va a estar por encima del 80%, pero lo importante es conseguirlas. Estoy desesperado por que vengan”.

En ese sentido, sostuvo que el mundo atraviesa “dificultades” para producir los inmunizantes contra el COVID-19, por lo que destacó la necesidad de contar con un “marco de seguridad relativamente importante y en forma rápida para la población”.

Ani

Te puede interesar