Cita con la poesía “Poema del cuerpo fugitivo” De Raquel Guzmán

Cultura - Poesía 16 de mayo de 2021 Por Enrique Castro - Prof. de Letras - Actor
Su nuevo libro ofrece una mirada retrospectiva del cuerpo que se libera para mostrarse entre los intersticios de aquellos oídos deseosos de escucha, y oculto entre cautelosos fonemas.

      El 15 de mayo del presente año Raquel Guzmán presentó su nuevo libro de poemas denominado “El cuerpo fugitivo” en el complejo de Bibliotecas Dr. Victorino de la Plaza sitio en Calle Belgrano al 1002 de la ciudad de Salta durante el ciclo “letras en el patio”.  Conozcamos un poco más sobre su trayectoria y su nuevo libro. Raquel es una persona que toma su oficio de escritora, poeta e investigadora con bastante seriedad y ha realizado numerosas publicaciones   que se pueden destacar:

2005 Guzmán Raquel (coord.) Elogio de la poesía. Aproximación a la obra de Sara San Martín. Salta: CIUNSa. ISBN 987-439086-7
2011 Guzmán Raquel, Susana Rodríguez, Elisa Moyano (comp.) La cultura en la transición del siglo XX al XXI. Salta: CIUNSA. ISBN 978-987-633-052-7. Con referato
2012 Rodríguez Susana y Raquel Guzmán (coord.) La ciudad latinoamericana y sus representaciones en el arte y la literatura de fin de siglo. ISBN 978-987-633-086-2 Salta: EUNSa
2011 -13 Guzmán Raquel, Liliana Massara y Alejandra Nallim (directoras) La literatura del Noroeste Argentino. Reflexiones e investigaciones. Tomos I, II y III. Jujuy: Prohum- UNJu.
2014 Guzmán Raquel Poesía y sociedad. Salta: EUNSa. ISBN 978-987-633-110-4
2014 Guzmán Raquel Investigación y Literatura. Salta: EUNSa. ISBN 978-987-633-109-8

     Entre otras… Asimismo, publicó “Quiero volver a casa” (premio Argos Córdoba  1991), Zócalo (premio provincial de poesía Salta 2016), “ómnibus y ondulaciones” (2019 ediciones artesanales Killa); y el libro de microrrelatos “Verde billar” (Macedonia Ediciones 2018) y demás producciones dignas de una prolífera escritora.

    Aquellas metáforas solapadas caen como los manantiales de una fuente y se esparcen a los márgenes de las hojas como sutil  juegos  de palabras y versos antojadizos que se desvainaban como hilachas de una lengua

     Un poema hecho con los retazos de la memoria y las imágenes fallidas de los sueños…, que va mas allá, pues combina cada imagen de su texto como una concatenación de tegumentos imaginarios y modismos propios. Sus versos son las pertenencias de cualquier lector, la posesión univoca y suelta, el misterio escalofriante y no, así son las letras un todo… un cuerpo fugas y desnudo, transmutable que busca perfilarse para ser uno y todo a la vez… libre. Quien leyese estos versos entendería su huida.  Ese “Yo” masculino de voces indistintas que murmuran una realidad que pretende mostrarse entre susurros escondidos y las circunstancias de ese misterio insoslayable denominado poesía.  Escondido y no, quizás esperando su oportunidad para escapar y  hacerse a la libertad o  para  transformarse en un fragmento más de las pasiones  de este  mundo o,   del relato como un trago de Ulises, de las voces y  de cuantas imágenes echadas al olvido, o  de la poética…

    Dice Lucia Mellado evocando las palabras de Circe Maia al inicio de esta aventura: … la restitución de palabras y distancias es el puente en la escritura de Raquel. Existe, y eso solo basta… a lo que agregaría tomando prestado los versos de la poeta: “en el hueco del alma no me queda otra voz mas que esta, reducida como un soplo con el espesor de esta palabra…” Así de fugaz son sus palabras, así de simple sus verdades, así son los odres de la poeta…, palabras contenidas que se hilvanan como el carretel de unos hilos. Es la distancia sagaz entre el poeta y su público mediado por ese “yo” lirico en búsqueda de ese algo que lo libere.  Los blancos de sus paginas son huellas de su huida, de una partida orillando en los márgenes de la hoja como la vida misma. “…Son apuntes líneas de fuga de una partitura silenciosamente ejecutada la despedida es como el contorno de la risa”. 

     El homenaje más profundo a las letras, a la poesía en sí. En palabras de ese yo: En el instante final vuelvo a escuchar la voz pegada en la memoria deshaciéndose, recomponiéndose y atravesando túneles de arena, curando las heridas para restituir el cuerpo que fluye por la vida… Así en estos bellos versos de Raquel Guzmán te incito a leerla…  sin la visión infinita de Tiresias a solas me pregunto ¿Cómo hago para encontrarte encontrarme en esta maraña amor mío?  Te invito a atrapar esos versos fugitivos, no dejes que se escabullan entre los escritos   como a mí…

ddb85b3d-4839-48d9-b868-a3d4bdd098a9

 

 

                                                                                            

 

 

Te puede interesar