CEREMONIA CONFIDENCIAL

Cultura - Poesía 23 de mayo de 2021 Por America Barrientos

Los transeúntes cumplen su recorrido habitual

unos presurosos, algunos temerosos, otros sigilosos

cuando ven a los azules  e inquisidores guardianes

 

-La ciudad es otra-me dice el mesero quien irrumpe secamente en mi paisaje

  me observa con desmedido interés e  inclinándose trata de leer lo que escribo

a la vez que sirve la descarga de agua burbujeante y tumultuosa de la tetera

que cae resignada sobre el saquito de manzanilla que hay en mi taza

 

-Hoy circulan los que tienen numero par- me aclara

 

Los platillos  tintinean a mis espaldas

el endulzante gira al compás de mis ojos

 anunciando que se inicia la ceremonia de la merienda

el queso mira estupefacto a las servilletas

que caen embriagadas por el alcohol en gel

Y la mermelada le sonríe a mi barbijo

que muy precavido se ha quedado al otro extremo de la mesa

 

He venido sola pero en mi mesa hay una multitud

ellos, concomitantes, se han cobijado aquí junto al mesero

 que también se queda protegiéndome en silencio

todos son invitados predilectos a esta ceremonia

 que es una ceremonia confidencial

ya no se si me protegen del virus o quizás me cuidan de los guardianes azules

ya no sé cuánto tiempo  estarán aquí conmigo

si sólo se quedarán a merendar o saldrán también a la calle casi desierta

                                                                                        

                                                     

Te puede interesar