CANADA: ascienden a más de 750 las tumbas sin identificar halladas en internado indígena

Mundo 08 de julio de 2021 Por Periodismo en Línea
Se encontrado más de 750 tumbas sin nombre cerca de un internado de menores indígenas en Canadá, en medio de la polémica levantada en el país por el hallazgo de más tumbas en escuelas que se levantaron para la asimilación forzosa de población india.
_118813935_3268482

El jefe de la tribu Cowessess, Cadmus Delorme, ha informado de este descubrimiento que, ha precisado, se desconoce por el momento si se trata de tumbas de menores de edad -la tradición oral de la tribu apunta a la presencia de niños indígenas en el lugar- o si todas estarían relacionadas con el internado para niños indígenas.

La Escuela Residencial Indígena Marieval, donde se han encontrado las tumbas, operó desde 1899 hasta 1996 en el área donde ahora reside la tribu Cowessess, a unos 140 kilómetros al este de la ciudad de Regina, capital de la provincia de Saskatchewan. Aunque la escuela fue demolida, la iglesia y el cementerio se mantuvieron.

Se trataría del mayor  hallazgo de tumbas en internados para menores indígenas hasta el momento, después de que a finales de mayo se anunciara el descubrimiento de más de 210 cadáveres de niños enterrados hace más de 40 años en la antigua Escuela Residencial India Kamloops.

Tras el descubrimiento, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se ha mostrado "muy entristecido" y prometió honrar  la memoria de las víctimas y  trabajar para la justicia contarán,  "ningún niño debería haber sido separado de sus familias y comunidades y despojado de su idioma, cultura e identidad".

"Los hallazgos en Marieval y Kamloops son parte de una tragedia mayor", ha aseverado Trudeau, son "un recordatorio vergonzoso del racismo sistémico, la discriminación y la injusticia que los pueblos indígenas han enfrentado, y siguen enfrentando" en Canadá.

Este tipo de escuelas se crearon en los siglos XIX y XX para asimilar de forma forzosa a los jóvenes indios y estaban financiadas por el Estado y gestionadas por organizaciones religiosas, y las recientes investigaciones y hallazgos de cadáveres han levantado revuelo en la nación que ha llevado al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, a exigir a la Iglesia Católica que «asuma su responsabilidad».

Te puede interesar