La abundancia y las bondades de la Pachamama expresadas a través de la Cerámica Artística

Cultura 05 de agosto de 2021 Por Periodismo en Línea
Nuestros antepasados agricultores es una obra con la técnica de Modelado, cuyas dimensiones son de 60x40 cm y pertenecen al artista Isaac Díaz Huillca.
6010fffc-72ef-4dda-bfb1-679f9135aca4

En la composición propuesta percibimos la imagen de un inca como símbolo de la producción y cosecha agrícola. Para lograr este tipo de producción es porque los Incas estuvieron muy desarrollados en muchos aspectos, como ya sabemos eran grandes ingenieros hidráulicos, tuvieron grandes avances en su comunicación con el empleo del quipu, también poseyeron una gran economía basada en una avanzada agricultura desarrollada en andenes, donde las personas comunes producían las tierras pertenecientes al estado.

En la Sociedad Inca se veneraban a muchos dioses, por lo que se realizaban muchos tipos de ofrendas, entre estas, las ofrendas al sol, a la pachamama, al agua, a la luna, a las estrellas, al fuego, al viento, etc. Esta estupenda estructura social repercutía en la religión, ya que veneraban a los elementos naturales que esta civilización asociaba a la agricultura. El estado potenciaba sus creencias religiosas, organizando numerosas
ceremonias donde el pueblo ofrecía “de manera voluntaria” regalos a sus dioses.

Tanto para los incas como para el actual hombre andino, las ofrendas tienen un sentido de reconciliación con las fuerzas espirituales con el fin de evitar desgracias, y pedir favores de la naturaleza.

Te puede interesar