Xiomara Castro la primera presidenta mujer de Honduras, pondrá fin a un siglo de hegemonía de liberales y nacionales

Mundo 30 de noviembre de 2021 Por Periodismo en Línea
Con la mitad de los votos escrutados, Xiomara Castro es la primera presidenta del país con un 55,6% de los votos, frente al 33,8% obtenido por el oficialista Nasry Asfura.
xiomara-honduras-kyyF-U160114839653tQF-624x385@RC

Castro nació en 1959 en una familia de hacendados. A los 16 años se casó con su primo, Manuel Zelaya y ambos se instalaron en la región de Olancho donde tuvieron 5 hijos. Se graduó en licenciatura en administración de empresas en la Universidad y mantuvo siempre un bajo perfil acompañando a su esposo que tenía una alta exposición pública.

Después de 12 años de neoliberalismo y elecciones irregulares, Xiomara se convirtió en presidenta por amplia mayoría.  En la madrugada del 28 de junio de 2009, integrantes de las Fuerzas Armadas de Honduras allanaron la residencia presidencial y detuvieron a su esposo, el presidente Manuel Zelaya. En pijama, lo trasladaron a la fuerza a la Base Aérea al sur de Tegucigalpa y un avión militar lo depositó ilegalmente en Costa Rica, donde lo recibió el presidente Oscar Arias.

Se inauguraba así lo que se denominó el "ciclo de golpes blandos" en América latina, que después se repitió en Paraguay, Brasil y Bolivia y amenazó con concretarse en el resto de los países con gobiernos progresistas de la región.

Xiomara Castro se refugió en la embajada de Estados Unidos por temor a ser asesinada mientras las calles de Honduras eran escenario de violentas protestas en defensa de la democracia. El 7 de julio se puso al frente de una manifestación convocada contra el Golpe de Estado y de ahí en más su presencia en las movilizaciones fue constante y ascendente, al igual que su popularidad en amplios sectores progresistas.

Este año, Castro ganó cómodamente la interna de su partido y se lanzó a una campaña presidencial que la vio ascender día a día en las encuestas, pero sin poder superar al candidato oficialista. El tercero en las encuestas era Salvador Nasralla en un escenario electoral con 14 partidos compitiendo por la primera magistratura.

En el acto de presentación de su programa, Castro aseguró que uno de los ejes principales es la construcción de un Estado socialista democrático en el que el “fin supremo de la sociedad y del Estado sea el ser humano”.

Hizo énfasis en los problemas actuales que enfrenta al país a causa de la corrupción, asegurando que uno de sus objetivos será "derogar las leyes que sostienen a la dictadura". A su vez anunció que solicitará a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras.

Otra de sus prioridades es convocar a una Asamblea Nacional Constituyente para reformar la Constitución de la República, así como, emitir un nuevo Código Penal. “El primer día de mi gobierno convocaré a una consulta popular para que el pueblo organice y elija la Asamblea Nacional Constituyente y que redacte una nueva Constitución", aseguró.

Te puede interesar