Cinco ejercicios Mindfulness para practicar en el trabajo.

Salud y Bienestar 07 de junio de 2020 Por Ani
Algo que todas las empresas se deberían plantear hacer.
gettyimages-735934547-1523789558

Según el Instituto Mente y Vida el estrés es una de las principales causas de bajas y enfermedades laborales en nuestro país. Aunque el estrés sea un elemento natural en la vida laboral, la sobrecarga de trabajo y el carecer de herramientas para combatirlo puede llegar a provocar cuadros de estrés crónico.

Muchas son las empresas que ya han incorporado las técnicas del Mindfulness en sus rutinas diarias. El saber combatir este estrés es crucial para la salud y el bienestar, y además para el progreso de la empresa.

Allende Villorejo de Landia, Directora de Mente y Vida explica, "Mindfulness es una herramienta muy potente, no obstante las técnicas más básicas se pueden aprender fácilmente y de forma sencilla permitiéndonos regular nuestra propia actividad mental y dirigir nuestra atención. La conciencia de la respiración, la práctica de meditación o los movimientos corporales conscientes, permiten calmar la mente y experimentar mayor bienestar psicológico en cualquier situación."

Y nos deja 5 sencillos ejercicios para practicarlos en el trabajo, o bien en casa después de una intensa jornada laboral:

1. Un minuto de atención plena: este ejercicio consiste en dedicarle toda nuestra atención a la respiración durante un minuto. Abre los ojos, respira con el vientre, e inspira por la nariz y expira por la boca. Céntrate en el sonido y el ritmo de la respiración, ayuda a restaurar la mente y conseguir claridad.

2. Observación consciente: centra toda tu atención en un objeto que tengas a tu alrededor, bien una taza, un boli... Pon tu atención en él. Ser consciente de estar observando un objeto ayuda a mantener nuestra mente despierta.

3. Cuenta hasta 10: lentamente comienza a contar, si te distraes tienes que empezar de nuevo. Es un ejercicio que ayuda a la concentración.

4. Llamada a la atención: este ejercicio consiste en centrar tu atención en la respiración cada vez que se produce una señal ambiental externa. Por ejemplo, cada vez que suena el teléfono céntrate en tu respiración, de esta manera tu mente vuelve al momento presente y se hace consciente de ello.

5. Observa tus pensamientos: céntrate en todo aquello que pasa por tu cabeza y analízalo. Si eres una persona con un ritmo de vida muy rápido, puede que eso de sentarte a 'escuchar' tus pensamientos hasta te provoque más estrés. Si este es el caso, trata de involucrarte en ellos en la medida de lo posible para que se reduzca la intensidad.

“Practicando estos ejercicios podemos empezar a observar resultados y a entender el potencial del Mindfulness para mejorar nuestra calidad de vida, potenciar nuestras capacidades y promover una empresa saludable.“ concluye Allende.

Ani

Te puede interesar