Cómo conseguir una tarta de queso deliciosa y más saludable

Salud y Bienestar 15 de junio de 2020 Por Alba
Nueva receta de tarta de queso que es deliciosa y más saludable.
1366_2000

Consejos para una tarta de queso más saludable

Lo primero que hemos eliminado es la base de galleta y mantequilla tan característica de muchas tartas de queso. Es deliciosa, sí, pero una buena tarta de queso no la necesita. El mejor ejemplo que podemos poner es el de la tarta de queso de La Viña. Su popularidad y fama avalan nuestra decisión ¿no creéis?

En vez de usar queso crema (tipo Philadelphia) hemos optado por requesón bajo en grasa y sal, pero un queso fresco batido desnatado funciona igual de bien. El añadido de leche evaporada y yogur natural desnatado edulcorado completan la cantidad de lácteo necesario.

Para endulzar la tarta nos hemos decantamos por el uso de panela (no nos gusta el sabor de los edulcorantes) que, al ser un azúcar sin refinar, es más saludable que el azúcar blanco común. Igualmente hemos usado una cantidad muy baja, 75 gramos de panela frente a los más de 200 gramos de azúcar que llevan otras tartas.

Para aportar un toque extra de dulzor hemos añadido arándanos a la masa, algo con lo que también conseguimos un resultado más jugoso.

De lo que no hemos prescindido es de los huevos, pero es que hasta que no inventen un sustituto bajo en calorías los tendremos que seguir usando. En cualquier caso, los cambios anteriores ya marcan una diferencia enorme y con ello, por ahora, nos contentamos.

Ingredientes

. Huevos 3
. Leche evaporada 100 g
. Requesón sin sal añadida 500 g
. Yogur natural desnatado edulcorado 125 g
. Panela 75 g
. Ralladura de limón 1
. Harina de arroz 45 g
. Esencia de vainilla 5 ml
. Arándanos frescos 300 g

Cómo hacer tarta de queso saludable

. En un recipiente amplio y hondo batimos los huevos con la leche evaporada. Añadimos el yogur, el requesón, la ralladura de limón, la panela, la esencia de vainilla y la harina de arroz (de la que reservamos un poco para mezclar con los arándanos).

. Removemos la masa hasta mezclar, suavemente para no incorporar aire a la masa. Agregamos la harina reservada a los arándanos, removiendo para que se cubran de ella, y añadimos a la masa. Removemos suavemente y volcamos en el interior de un molde de horno forrado con papel de horno humedecido.

. Introducimos el molde en el horno, precalentado a 180º C con calor arriba y abajo, y cocemos durante unos 50 minutos o hasta el interior esté cuajado y la superficie dorada. Enfriamos en la nevera durante varias horas, mejor de un día para otro, para que coja cuerpo antes de servir.

Te puede interesar