Sales de vino torrontés: un emprendimiento bien salteño

Salta 05 de agosto de 2019 Por Malena
Conocé cómo comenzó este emprendimiento de la mano de su autora, que hoy llega a Bahía Blanca, Córdoba y Buenos Aires.
imagen-de-difusin-123906-144854

“Sazón",  nació como una idea entre dos amigas incursionando en la cocina”, cuenta Cecilia Flores. Una de ellas abandonó el proyecto y ella decidió continuar porque estaba convencida en que la idea iba a funcionar: “le puse mucha pasión, que es lo que todo emprendedor tiene que tener para defender y llevar adelante su proyecto”.

Las sales de vino nacen de la inspiración de las sales que nacieron por casualidad en el SXVI en Francia. Cuenta la leyenda que en varios sacos de sal se derramó vino y esa sal ya no podía ser comercializada. Se la vendieron a una posadera, Valentine, del puerto de Libourne en Francia y ella comenzó a utilizarlas para la comida. Comenzaron a conocerse como “los rubis de Valentiene's”.

“Ahora me siento como Valentine, incursionando y probando con nuestros productos”, se sincera Cecilia.

El emprendimiento nació hace un año atrás y, poco a poco, fue creciendo su producción. “Ahora estamos en varios locales de Salta y comenzamos a enviar a Buenos Aires, Bahía Blanca y Córdoba. Estamos con todos los trámites iniciados para obtener el registro de Propiedad, RNPA y RPNE, así como también el registro de marca y patente”.

imagen-de-difusin-123906-145510

Las sales Sazón se realizan con vinos salteños por la concentración de taninos que aportan un color único y los aromas son intensos, explica Cecilia: “Las especias son intensas, de un terroir único, entre ellas el famoso pimentón de Cachi”, cuenta.

Las sales llevan un proceso de maceración entre cinco a 15 días, dependiendo el clima. “Con eso logramos un producto de calidad. Luego se seca con especias seleccionadas especialmente para cada varietal. Solamente por el momento tenemos las variedades de Malbec y Torrontés”, revela la emprendedora.

Las sales de vino poseen un sabor intenso y aroma suave. “En boca su gusto es persistente, la presencia de antioxidantes naturales del vino contribuyen a preservar la calidad del producto”, se explaya Cecilia sobre el producto y aclara: “las sales aportan al plato nutrientes, color, sabor, un aroma especial y mucha originalidad”.

“Es un producto Gourmet creado especialmente para disfrutar de los buenos momentos. Siempre recomendamos colocarlas al final de la cocción para poder apreciar mejor su aroma y sabor. Lo ideal es usar unas tapitas con oliva, tomates secos, rúcula y un toque de Sazón. También son ideales para una tabla de quesos con oliva y sales. También quedan muy bien en ensaladas y, por supuesto, ¡en el asado!”, concluye Cecilia.

imagen-de-difusin-123906-145441
Fuente: La Gaceta

Te puede interesar