Se cumplen 50 años del primer disco de Black Sabbath y del nacimiento del Heavy Metal

Íconos de la Música 13 de febrero de 2020 Por Periodismo en Línea
El álbum debut de la banda de Ozzy Osbourne fue editado el 13 de febrero de 1970. Qué ocurrió con este grupo atravesado por los demonios y el ocultismo, en este medio siglo de historia.
la-tapa-del-disco-que___PDEilBTz_1200x0__1

Este jueves 13 se cumplen 50 años del lanzamiento del primer disco de la legendaria banda Black Sabbath, abanderada del heavy metal desde comienzos de la década de los '70. Un disco de una particular sonoridad que no sólo definió el estilo, sino que también, a través de sus letras, conjugó al heavy metal con el ocultismo y hasta con una cierta atmósfera satánica.

 El viernes 13 de febrero de 1970 el sello Vértigo/Phillips lanzó el disco Black Sabbath, un trabajo que el cuarteto de Birmingham grabó y masterizó en sólo dos días.

Fue un éxito comercial que llegó al 8° lugar en ventas en el Reino Unido y escaló hasta el puesto 23° en Billborad, en los Estados Unidos. La discográfica invirtió sólo 600 libras esterlinas (unos 1200 dólares) en su producción y  no tuvo presupuesto para difundirlo, pero el nivel de ventas alcanzado fue resultado del boca a boca. La banda estaba formada por el cantante -y hoy celebridad televisiva- Ozzy Osbourne (71 años), el guitarrista Tony Iommi (71), el bajista Geezer Butler (70) y el baterista Bill Ward (71) y con un estilo influido por el trío Cream y Vainilla Fudge.

la-banda-liderada-por-ozzy___SZjR3_pf_1200x0__1
En su autobiografía, I Am Ozzy, Orbourne señala: “Nos prestaron un estudio por dos días, pero nunca se habló oficialmente de grabar un disco; llegamos, armamos los instrumentos, pusimos los micrófonos y grabamos ese material en poco más de dos horas, luego agregamos guitarras, doblamos algunas voces y se acabó. Recuerdo que llegamos al bar con tiempo de tomar una última copa”.

Un disco que ganó protagonismo debido a que se salió de lo esperado. Quebraba de manera tajante con ese espíritu influido por el hippismo Flower Power y, si bien no fueron los primeros en romper con esa sonoridad de la Era de Acuario, la música de Black Sabbath era recia, basada sobre riffs y con un sonido bastante crudo, en particular la mixtura de voz y guitarra que se parecía bastante a un choque de autos.

No obstante, no era la única banda en Gran Bretaña que sonaba dura: lo diferente de su propuesta fue el combo de sus atmósferas y letras relacionadas con el ocultismo y el satanismo. Sonido de tormenta, lejanas campanadas le dan al comienzo de este disco -con el tema Black Sabbath- un ambiente de terror que provocó en aquella juventud una inesperada atracción por ese misterio que genera lo sobrenatural.

fue-tal-el-exito-del___Ibg4g0u4_1200x0__1
Así, de pasar inadvertido, el grupo comenzó desde ese momento a ser reconocido como dentro de una corriente ocultista: ahí nació esa relación entre heavy-metal y satanismo. Sí, fueron ellos. La letra escrita por el bajista Butler es confusa, al punto que el propio creador dijo que se entendió al revés. “Más que una oda al satanismo, la idea era advertir del peligro de estas prácticas”. Evidentemente, en la confusión salieron favorecidos.

Hay otros temas originales, como The Wizard, cuya letra está inspirada en el personaje de Gandalf, de El Señor de los Anillos: la música es un blues eléctrico duro con un atrevido unísono de guitarra y armónica, tocada por Osbourne. Luego, Behind the Wall of Sleep es un rock con cambios de clima y en donde juegan con el contraste entre el rock cuadrado y el lirismo de la voz. N.I.B. abre con un curioso solo de bajo, mientras la letra retoma el tema de las tentaciones del demonio. El riff y la colocación de la voz se parecen demasiado a Sunshine Of Your Love, de Cream.

Hasta aquí la música, pero, sin dudas, la tapa del disco jugó un papel determinante: mientras que los músicos de la banda se hacían los misteriosos afirmando que la mujer, que daba muy bien el aspecto de bruja, había aparecido misteriosamente en la foto de la casa que está detrás, no fue otra cosa que un fotomontaje. En este sentido, en la tapa original también pueden entreverse un ángel y un demonio sobre el árbol que está a la derecha de la foto.

El lanzamiento fue el viernes 18 de septiembre de 1970, fecha que coincidió con la noticia de la muerte de Jimi Hendrix por una sobredosis de barbitúricos, tomados de manera accidental.

Te puede interesar