La biblioteca Clementinum joya del barroco

Cultura 16 de noviembre de 2021 Por Periodismo en Línea
Clementinum encierran en su interior una de las mayores joyas del barroco a nivel mundial, situado en el centro de Praga al lado del famoso Puente de Carlos.
biblioteca-klementinum-republica-checa-8

Esta biblioteca de estilo barroca, abrió sus puertas por primera vez en 1722,   en sus orígenes era la sede de la Universidad  Jesuita, durante casi dos siglos estuvieron construyendo en la zona un gran complejo al que se fueron sumando territorios adyacentes. Tras la expulsión de los jesuitas en el siglo XVIII, el Clementinum se convirtió en la sede de la Biblioteca Imperial y actualmente alberga la Biblioteca Nacional de Praga.

En su interior se divide en cinco patios en torno a los que se distribuyen el resto de estancias, los puntos más interesantes de la visita:

La Capilla de los Espejos es la primera sala que encontraremos en la visita al Clementinum. Una sala barroca forrada de espejos donde se encuentra el órgano que, se cuenta, tocó Mozart en su visita a Praga en el siglo XVIII.

La Torre Astronómica, de casi 70 metros de altura, un observatorio astronómico que constituye un mirador único con vistas al Castillo de Praga.

La Sala de los Meridianos, de camino a la Torre Astronómica, en ella se llevaba a cabo los registros meteorológicos más antiguos de Europa.

La Biblioteca del Clementinum, es donde se albergan más de 20.000 ejemplares, incluyendo una colección de viejos manuscritos. Se trata de un lugar único, con una atmósfera muy particular, los libros están rodeados de globos terráqueos, estanterías infinitas y los impresionantes frescos de Jan Hiebl en el techo.

La Sala del Tesoro, la Iglesia de San Salvador, la Iglesia de San Clemente y   los Quince Relojes de Sol adosados a las paredes de los patios, obra de uno de los mejores astrónomos jesuitas, Valentin Stansel.

Es el mayor complejo arquitectónico de la ciudad, superado solo por el Castillo de Praga, el Clementinum ocupa una superficie de 20.000 metros cuadrados.  Su nombre deriva de la capilla primitiva sobre la que se erigió el primer edificio, se conocida como capilla de San Clemente. Actualmente,  también se celebran conciertos de música de cámara, concretamente en la Sala de los Espejos.  Esta colosal biblioteca aparece en una novela de Jorge Luis Borges. 

La visita al Clementinum solo puede hacerse acompañados por un guía del monumento. 

Te puede interesar