La asombrosa historia del 'Iron Man' argentino que recorre hospitales para ayudar a los niños

Sociedad 20 de agosto de 2019 Por Periodismo en Línea
Tras superar un profunda crisis económica, Gustavo Loiacono visita centros médicos con su traje para compartir tiempo con los pequeños que allí están internados.
iron

"Me voy a crear mi propio mundo. Voy a ser un superhéroe de verdad que ayude a los demás". Esa fue la decisión que Gustavo Loiacono, de 49 años, tomó a mediados del 2014, luego de que una crisis económica lo llevara a perder su empleo y a caer en un estado de depresión. Desde entonces, y bajo un sofisticado traje de 'Iron Man' —el famoso personaje cinematográfico de la saga 'Avengers'—, Loiacono recorre hospitales de Buenos Aires (Argentina) visitando a los niños que allí se encuentran internados y con una sola misión: "Hacer felices a los demás". 

Habían pasado solo dos años del estreno del primer film de 'Avengers', una de las películas más taquilleras de la historia, cuando Gustavo perdió varios emprendimientos laborales que lo llevaron a la quiebra."Me impactó el personaje de Iron Man y a los niños mucho más. Tenía que tomar una decisión en mi vida: me quedaba en mi casa llorando o creaba mi propia historia y personaje y salía a dar batalla por mis propios ideales"

Su despegue como el 'hombre de hierro' argentino no fue fácil. La perfección de su disfraz lo llevaba a trabajar varias horas y pensar en nuevos aditamentos. Al principio, asistía a fiestas infantiles de cumpleaños con su traje de manera voluntaria. Luego, al ver el buen recibimiento con los más pequeños, comprendió que podía usarlo para fines solidarios, tal como lo hizo a lo largo de toda su vida con distintas tareas comunitarias.

A sus visitas en los centros médicos, el argentino comenzó a sumar la entrega de prótesis a menores que habían perdido alguna extremidad de su cuerpo. "Su cara de felicidad al verme es mi combustible para hacer esto. Mi 'Hollywood' son sus risas. Es muy gratificante el momento", confiesa.

RT

Te puede interesar