Coronavirus: Una enfermera de EE.UU descubre extraña coincidencia entre los infectados.

Mundo 26 de marzo de 2020 Por AnaVic
El coronavirus es una enfermedad nueva y, de a poco, se van conociendo síntomas de este virus.
la-verdad-es-que-nunca___Qa1QORwSq_0x750__1

La enfermera estadounidense Chelsey Earnest, que atiende en el Life Care Center en Seattle (Estados Unidos), se ha convertido en una referencia en todo el mundo a partir del detalle que notó entre sus pacientes. Su experiencia atendiendo a tantos infectados sirvió para descubrir lo que podría ser un síntoma distintivo del COVID-19.

Según relató en una entrevista con la cadena CNN, Earnest notó que los pacientes que tenían coronavirus coincidían al presentar un enrojecimiento en sus ojos. Lo destacó como "la señal más importante" y aclaró que ya se está estudiando ese factor para dilucidar si es efectivamente un síntoma que ayude a distinguir más rápido al virus. "Es algo que presencié en todos los pacientes. Tienen, como ojos de alergia, la parte blanca del ojo no es roja. Es más como si tuvieran una sombra de ojos roja en el exterior de sus ojos", reveló la enfermera.

Hasta el momento, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos no tienen en su lista de síntomas ningún problema ocular como el que describió la enfermera. Aunque el testimonio de la mujer es contundente: sus pacientes pasaban de no tener otros síntomas (sólo ojos rojos) a morir.

"Hemos tenido pacientes que solo tenían los ojos rojos como el único síntoma que vimos e ir al hospital para luego fallecer", expresó la mujer. Por supuesto que Earnest ya transmitió esta información a sus superiores y en el protocolo de atención de la institución se aplicó el factor “ojos rojos”, para que los médicos de urgencias tengan en cuenta y consigan de inmediato una cama.

Diseño-sin-título-23
Tener los ojos rojos podría ser un síntoma ( revelador)

Respecto a este tema, la Academia Americana de Oftalmología indicó que "varios informes sugieren que el virus puede causar una conjuntivitis folicular leve que de otro modo no se puede distinguir de otras causas virales, y posiblemente se transmite por contacto de aerosol con la conjuntiva".

"Pacientes que acuden a oftalmólogos por conjuntivitis, que también tienen fiebre y síntomas respiratorios, y que han viajado recientemente internacionalmente, o con miembros de la familia que regresaron recientemente de algún sitio con infectados podrían representar casos de COVID-19".

Por este motivo se recomienda a los profesionales de la salud "protección para la boca, nariz y ojos cuando atienden a pacientes potencialmente infectados. Es muy probable que el virus que causa COVID-19 sea susceptible a los mismos desinfectantes a base de alcohol y lavandina que los oftalmólogos usan comúnmente para desinfectar instrumentos oftálmicos y muebles de oficina. Para prevenir la transmisión del COVID-19, se recomiendan las mismas prácticas de desinfección ya utilizadas para prevenir la propagación de otros patógenos virales en el consultorio antes y después de cada encuentro con el paciente”.

Por último, Earnest contó cómo vive personalmente la crisis: "Es como ir a la guerra y que te toque estar en un campo de batalla donde los insumos son limitados, la ayuda tarda en llegar, hay un montón de adversidades y no podés ver a tu enemigo. La verdad es que nunca imaginé que podría llegar a ser tan letal. Y no tengo reparos en admitir que yo estaba equivocada".

Boletín de noticias