En Cambiemos empezó el pánico por perder los cargos y buscan refugiarse en la Ciudad

Nacionales 22 de agosto de 2019 Por Chino Martinez
Larreta avisó que si reelige "no hay lugar para todos en la Ciudad".
0036076335

En las filas de Cambiemos reina la angustia por el futuro no sólo político del macrismo sino por el nubloso horizonte laboral en el Estado que se avizora tras las elecciones de octubre.


 

La derrota del oficialismo en la Nación y en la provincia de Buenos Aires dejó en estado de shock a toda las líneas del Ejecutivo que se ve fuera del Gobierno a fin de año.

 

"Ahora está en juego nuestro trabajo", dijo en las últimas horas un importante funcionario a la militancia que pedía órdenes para la campaña y se llevó un panorama desolador.

 

Prueba de ellos es que dos días después de la derrota en las primarias, la secretaría general de la Presidencia, a cargo de Fernando de Andreis pasó a 16 personas a planta permanente. Un ataque al déficit cero y el achicamiento del Estado que pregonó el Gobierno de Mauricio Macri en los últimos años.

La Ciudad pasó a ser el posible refugio de miles de funcionarios y contratados que emigraron de ese distrito en diciembre de 2015. Aún antes de las primarias de agosto en el gobierno porteño comenzaron a recibir llamados de "interesados" en volver a la gestión local.

 

Horacio Rodríguez Larreta, el único que ganó su elección -aunque no tiene su reelección asegurada-, está al tanto del aluvión de inmigrantes que están al acecho y por eso se encargó de marcar los límites en la primera reunión de gabinete luego de las Paso. "Acá no hay lugar para todos", advirtió el jefe de gobierno y dejó la puerta abierta sólo para alguna incorporación de peso en el gabinete.

 

En Cambiemos aseguran que incluso hay una lista de aquellos funcionarios que podrían pedir el pase a un eventual gobierno de Alberto Fernández.

Te puede interesar