La Justicia definirá el futuro del juicio oral por corrupción contra Cristina Fernández de Kirchner

Nacionales 26 de agosto de 2019 Por Malena
Hoy el Tribunal Oral Federal 2 analizará los planteos de suspensión del juicio presentados por la defensa de la expresidenta.
cristina-fernandez-de-kirchner

El caso de Vialidad, que tiene como principal imputada a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, todavía tiene un largo camino por recorrer. Las audiencias se están llevando adelante una por semana y esto hace que ni este año ni el otro tenga una sentencia firme, se calcula en los tribunales de Comodoro Py. Además, no se descarta la posibilidad de que el juicio quede trunco.

Hoy, el tribunal resolverá 51 cuestiones preliminares planteadas por las defensas, que incluyen pedidos de suspensión del proceso.

Al parecer, será rechazadas, pero la Corte Suprema tiene además pendientes nueve recursos, de los cuales seis son de la defensa de la expresidenta Cristina Kirchner. Y no tiene un tiene plazo para decidirse. Específicamente se trata de quejas por planteos rechazados en instancias anteriores.

De darle lugar a esos recursos, la Corte Suprema, uno de ellos podría ponerle fin al proceso (entre los recursos, hay uno que sostiene que este tribunal no es competente y otro que dice que esto mismo fue rechazado por un juzgado en el sur).

El argumento utilizado fue “eliminar la causa”, para resolver esos planteos que en mayo la Corte Suprema había pedido con urgencia los 29 cuerpos del expediente y el juicio estuvo a punto de ni siquiera comenzar.

Puntualmente, la exmandataria y actual candidata a la vicepresidencia de la Nación por el Frente de Todos está acusada de haber liderado una asociación ilícita que había direccionado obras públicas viales en favor de determinados empresarios, entre ellos, Lázaro Báez, quienes además fueron beneficiarios con condiciones de contratación irregulares. 

A la par de ella, se están juzgando al exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, al exsecretario de Obras Públicas, Julio López, al empresario Lázaro Báez y a otros nueve acusados. El caso, además de probar el direccionamiento y las irregularidades en el reparto de las obras, los acusados deberán demostrar su hipótesis de que la expresidenta estaba detrás de esas maniobras fraudulentas.

De acuerdo con las declaraciones juradas, José López, uno de los arrepentidos en la causa, apuntó contra Cristina Fernández de Kirchner y podría ser una de las pruebas más determinantes del caso. El dilema está en si ese solo testimonio puede ser utilizado en el juicio.

Este es uno de los grandes debates del caso. Por lo pronto, la decisión de la Justicia está centrada específicamente en un peritaje, que viene demorado y debe estar listo para el 4 de septiembre próximo.

Esta prueba es un análisis sobre cinco de las más de 50 obras bajo investigación. Por su parte, la defensa de Cristina Kirchner recusó al perito ingeniero Eloy Pablo Bona, y le reclamó además que se peritaran todas las obras y no solo cinco. Este es uno de los pedidos con los que se presentó ante la Corte Suprema, la expresidenta.

El abogado de la exmandataria incluso había planteado que, de acuerdo con la letra del código, el juicio no podía llevarse adelante hasta tanto no estuviera terminada la instrucción suplementaria, que incluía ese peritaje, pero el tribunal no dio lugar a ese reclamo.

Dejando un poco de lado el juicio, si los resultados de las generales son iguales al de las PASO, el primer efecto en la causa en contra de la candidata a vicepresidenta es que cambiarán las querellas porque el nuevo Gobierno designará nuevas autoridades tanto de la Oficina Anticorrupción, como de la Unidad de Información Financiera.

Ahora bien, hasta el momento, si el Tribunal Oral Federal 2 rechaza los planteos de suspensión del juicio, empezarán las indagatorias. Son trece los acusados y les llevará una semana escuchar a cada uno de ellos.

Te puede interesar