Para una madre las ausencias son posibilidades de demostrar amor incondicional

Sociedad 09 de mayo de 2020 Por Alba
Una mamá se vistió de hombre para que su hija pudiera bailar el vals de los 15 años, ante la ausencia del papá.
vals

En la ciudad de Tartagal Natalia Laimes festejo el cumpleaños de   su hija Dina, al finalizar la cena la mamá sorprendió a Dina y a los  invitados, al vestirse de hombre para asumir  el rol de papá a la hora del el vals.  El amor y los cuidados de una madre para con sus hijos es indescriptible en grandeza y profundidad, en este sentido una madre comprende que los hijos e hijas están hechos de sueños e ilusiones.

Natalia no solo hizo de papá y mamá para la fiesta, es un rol y un compromiso  que asume día a día.   Mantiene a sus cinco con las venta de  masitas y ornamentando  eventos. Con mucho esfuerzo realizo la cena, pero sobre todo cuido cada detalles para que la alegría y las ilusiones de su hija no se vean empañadas por ausencias.

Esta mamá nos demuestra que nada queda al azar o suelto en la vida de nuestras hijos e hijas, que cada situación negativa puede ser una posibilidad para un aprendizaje, pero sobre todo para dar y recibir afecto. 

Te puede interesar