Se viene el lanzamiento del billete de $5.000 por el avance de la inflación.

Nacionales 12 de mayo de 2020 Por Maby
El titular del Banco Central había adelantando a fin de año que la posibilidad estaba en consideración.
billete nuevo
Preparan el lanzamiento del billete de $5.000

Siempre estuvo en el tintero la posibilidad de emitir un billete con valor superior al de $1.000 

Recordemos que el 20 de diciembre, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, dijo que su gestión emitiría billetes de mayor denominación.

“En la familia nueva de billetes vamos a tener un billete más grande, podría ser de 2000 o 5000, se están haciendo análisis”, había adelantado en diciembre a Crónica TV.

Y ahora, con el avance de la inflación, la idea no deja de tomar fuerza.

El exgobernador mendocino, Rodolfo Gabrielli, hoy presidente de Casa de Moneda, está definiendo los detalles de la emisión con el titular del Banco Central. 

Y lo que sería además un regreso de los personajes destacados a los billetes.

La pregunta del millón. ¿Es necesario un billete de $5.000?

Los que saben del tema dicen que la erosión inflacionaria que deriva en menor poder adquisitivo del billete con el que antes se podía acceder a más bienes, indicaría que sí.

El analista de Eco Go Juan Paolicchi, lo pone en números : “con la inflación del Indec hasta marzo y suponiendo que la de abril da 1,1% un billete de $ 1000 hoy te permite comprar bienes por $400 o sea, perdió un 60 % de su valor.

Esto es consistente con una inflación acumulada del 150% o sea que el índice de precios se multiplicó 2,5 veces”.

Si medimos su valor en dólares, la situación es similar. El 1 de diciembre de 2017, cuando entró en circulación el billete de $1.000 valía USD 56. Si tomamos las dos cotizaciones a las que es más fácil acceder para un ahorrista, el solidario ($ 90) y el blue ($ 120), hoy vale USD 11 y USD 8,3, respectivamente. Si tomáramos el dólar mayorista ($ 67), USD 15.

“La dinámica inflacionaria lleva a que en tiempos de pandemia la gente demande mucho más efectivo por una cuestión precautoria”, explica Paolicchi.

“No sabe cuándo va a poder ir al banco, si va a poder salir. La gente prefiere quedarse con el efectivo en el bolsillo para enfrentar compras futuras, entonces tiende a sacar cada vez más y más billetes y los bancos tienen que reponer cada vez más seguido y eso genera un costo no sólo para las entidades sino para la Casa de la Moneda que tiene que imprimir esa plata”, resumió

 

Te puede interesar