Bronquitis y neumonía, ¿Cuál es la diferencia?

Salud y Bienestar 17 de mayo de 2020 Por AnaVic
Ambas son patologias respiratorias, aunque se parecen en muchos síntomas, sus causas y tratamientos son diferentes.

Tanto la bronquitis como la neumonía son patologías respiratorias. Ambas pueden presentar síntomas parecidos. Pese a esto, no están causadas por los mismos fenómenos, ni se previenen o se tratan de la misma manera.

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es una patología respiratoria que consiste en la infección del tejido pulmonar. Puede estar producida por diferentes patógenos, que pueden ser hongos, virus o bacterias distintos.

Por lo anterior, suele presentarse en picos estacionales, cuando las condiciones meteorológicas favorecen la presencia de estos microorganismos. La neumonía es un cuadro normalmente más complicado que la bronquitis.

¿Qué es la bronquitis?

La bronquitis, por su parte, es la inflamación del tejido pulmonar. Suele ser más leve que la neumonía. A menudo, esta enfermedad se produce por algunos tipos de virus o por otros agentes que pueden irritar las vías respiratorias.

El ejemplo más claro de agente irritante de las vías respiratorias es el tabaco, por lo que es más frecuente en personas fumadoras. Al estar causada por agentes irritantes, y no solo por agentes patógenos, en ocasiones puede llegar a cronificarse.

¿Qué sintomas presentan ambas enfermedades?

Aunque, como hemos comentado, es más normal que el cuadro de neumonía se complique, ambas patologías presentan un cuadro de síntomas bastante similar. En las dos, hay sensación de falta de aire y ahogo, lo que se conoce como disnea.

Asimismo, los síntomas incluyen tos con expectoración, lo que quiere decir que se expulsa moco o flema. Puede haber malestar general, dolor de garganta y cabeza, y mucosidad nasal.

¿Cuáles son las diferencias entre bronquitis y neumonía?

Como ya hemos comentado, una de las diferencias entre las patologías son los agentes causantes. La bronquitis tiene su origen en virus u otros agentes que irritan las vías respiratorias. Por el contrario, la neumonía es una infección del tejido pulmonar por virus, hongos o bacterias.

Además de la causa, también encontramos algunos síntomas diferentes. Uno de los más característicos es la fiebre. La neumonía, al ser una infección, suele presentar fiebres altas durante unos días, además de un malestar general y dolor muscular mucho más acentuado que en la bronquitis.

También es común que la neumonía se manifieste con escalofríos, temblores y sudoración. Entre tanto, en la bronquitis no suele dar fiebre. La duración es variable en ambas. 

¿Cómo prevenir y tratar estas enfermedades?

En el caso de la bronquitis, el tratamiento se basará en alivio de los síntomas con mucolíticos, antiinflamatorios o analgésicos. En caso de que esté producida por algún agente irritante, será necesario evitar la exposición al mismo. Por ejemplo, el paciente tendrá que abandonar el tabaco.

En cambio, en la neumonía pueden ser necesarios varios tipos de medicamentos; analgésicos y antipiréticos para controlar algunos de sus síntomas, y antibióticos en caso de que esté causada por una bacteria. La elección entre un antibiótico u otro depende, precisamente, del tipo de bacteria causante.

Para su prevención, sobre todo en el caso de la bronquitis, se aconseja evitar el consumo de tabaco. Además de eso, se recomienda la vacunación anual en caso de gripe y la vacuna contra el neumococo. 

Fuente: Mejor con Salud

Te puede interesar