Travesías (poemas) de Susana Rodríguez

Libros 13 de mayo de 2020 Por Atilio Romano - Escritor - Prof. de Literatura
Susana Rodríguez, Travesías (poemas), edición de la autora, año 2018, Salta-Argentina.
atilio dos

 El título del libro nos encamina a que su lectura será un viaje. En ese viaje el sujeto de la escritura es la voz
que se pregunta sobre la vida. La poeta quiere crear un mundo nuevo, en el poema número 1 dice “Si
pudiera/ borrar el mundanal ruido/ la historia/ reencontrarte/ sernos otra vez/ humanos/” . En esos
versos hay una necesidad de dar una vuelta de tuerca y comenzar todo de nuevo.

El significado de Travesía nos remite a una sensación de movimiento y se corrobora esto con la
utilización de los adverbios aquí y allá, arriba y abajo y de los gerundios, por ejemplo en el Poema 2
de página 15 “Abajo/ las ruinas del mundo/ a nuestros ojos, frágil/ Arriba/ la montaña erguida y
desafiante/ donde el viento, sin alardes,/ acompaña el silencio./ Aquí y allá los turistas lo trepanan/
subiendo y bajando/. También en la página 21 de su poema número 6 dice la poeta “La feria ha
comenzado, / de aquí de allá/ llegan campesinos/”

Contiene tres partes esa Travesía. La primera nos propone un nuevo mundo libre de mezquindades y
de odios. Un renacer, pero en el último poema muestra la terrible realidad que le circunda. Está en
esos versos la finitud del ser; sólo queda la esperanza de que alguien pueda revivir el poema y al poeta
con la lectura.

Esa primera parte la cierra con su poema número 10 de la página 26 y dice “/El viaje ha terminado/
y no he callado/ estoy en un infierno de palabras/ para continuar diciendo “/No creo poder borrar
la historia/ la voz renace a puro duelo/ en cada desencanto/ sin remedio/” .  Estos versos sintetizan
la imposibilidad de cambiar las reglas de juego en un mundo hostil. Le sigue la esperanza de que
alguien alguna vez encontrará aliento, gozo o alegría al leer a ese que ya no está en la historia, y dice
su poema “/Reconocernos en los otros/nos trae un frágil consuelo/ unos años mas/ también
seremos ruinas/

En la segunda parte del viaje hay Resabios en la Travesía, una mujer que se transforma, una mujer
que va cambiando y en ese cambio deja definitivamente lo que fue. En su poema 1 de la página 30 la
autora dice “/Saludas con la mano a tu madre/ mientras subes al auto/ que te aleja para siempre
de la niñez/” y otro ejemplo es el de la página 33 poema 3 cuando dice “/El viento azota las
persianas/ gimen los cerrojos/ mientras/ como castigada/ tomás la sopa sin apetito/”

También está la mujer comprometida con su tiempo de lucha, la mujer que no calla, en su poema Tan
serenos e impecables de página 34 dice “/...te dicen no seas impulsiva/ tenés esas malas costumbres/
sos demasiada crítica/ …. / y vos tan perlonghiana/ pura fibra controversial/ sacás la lengua/ esa
que no lameculos/ esa que arde/ o cuando dice más adelante en el poema Las cosas no son como
deben ser de pagina 39 y dice “/Tenés la virtud de estar siempre en el/ lugar equivocado/ dijiste/
entonces entendí/ que lo justo para vos/ es la injusticia/ que lo bueno para vos/ está reglado/ lo
necesario/ para vos/ responde a lo normal. /Soy ese monstruo/ que no cesa/ irregular/ de repetirse.

La tercera parte de la Travesía hay un Canto por Santiago Maldonado, la poeta tiene puesta la
mirada en la historia reciente de nuestro país, es un dedo que acusa y que no olvida.

Susana Rodriguez, docente, investigadora y poeta. Ojalá éste no sea su último libro de poemas, si así
lo fuere será la huella de la rica historia de la poesía de Salta.

                                              atilio libto

 

Te puede interesar