Argentina y Brasil volvieron a abrir sus fronteras para dejar pasar a la elefante Mara

Medio Ambiente 14 de mayo de 2020 Por Dany
Mara, como se conoce a la elefante, dejó el zoológico de Buenos Aires y será llevada al Santuario de Elefantes, en Mato Grosso, Brasil. Después de 49 días de permanecer cerradas, las fronteras de Brasil y Argentina volvieron a abrirse este lunes por la mañana. Pero en este caso, no fue para el paso de residentes o vehículos de ambos países, sino para que pudiera pasar una viajera muy especial: la elefanta «Mara», que está siendo llevada al Santuario de Elefantes, en Chapada dos Guimarães, en Mato Grosso, Brasil.
descarga

El paso del animal a través de la frontera, entre Puerto Iguazú y Foz de Iguazú, fue realizado por la Policía Federal de Carreteras, que se encargará de escoltarlo hasta su destino final. Funcionarios de ambos países también siguieron la operación.

El elefante, que tiene entre 50 y 54 años, abandonó el antiguo zoológico de Buenos Aires el sábado (9). El transporte tiene un protocolo de salud específico para proteger al animal y requiere mucha logística.

Mara recibe un apoyo especial durante todo el viaje.

En ningún momento el elefante puede abandonar el compartimento donde está. El contenedor , especialmente preparado para el viajero, tiene tres metros de alto y cinco de largo.

El elefante Mara es monitoreado permanentemente por un equipo técnico, responsable de alimentar (generalmente un promedio de 100 kilogramos de vegetales por día) y de cuidar el viaje. El pronóstico es que Mara llegará a su nuevo hogar este miércoles 13.

Mara debe llegar a la nueva casa el miércoles

Mara nació en cautiverio en la India y fue cambiada a otro cautiverio en Alemania. En 1970 fue llevada a Uruguay, donde permaneció en el circo «África». Luego se convirtió en parte del «Circo Sulamericano», en Argentina. Con la bancarrota del grupo, el elefante fue llevado al zoológico de Buenos Aires después de una demanda.

Te puede interesar