AMATISTA propiedades terapéuticas

Mundo Místico 20 de mayo de 2020 Por Alba
La amatista es un cuarzo violeta, relacionado con la limpieza de las emociones negativas para acceder a estados contemplativos del ser.
la-amatista


El nombre de la piedra procede del griego amethustos, que significa: "el que no está ebrio". Griegos y romanos bebían en copas de amatista para protegerse de los efectos del alcohol.   Colocarla debajo de la almohada aleja el insomnio y las pesadillas. Produce un sueño placentero y sueños agradables, curativos.

Cuando las tensiones de la vida cotidiana desbordan en su interior, sostenga una amatista en su mano izquierda o   toque la piel, y podrás evitar así estos estados emocionales tan perturbadores.  Calma los miedos, eleva las esperanzas, levanta el espíritu y ayuda a superar adicciones como el alcoholismo.

En la magia renacentista, las amatistas grabadas con la imagen de un oso se usaban como amuletos protectores. En épocas greco-romanas, los anillos de amatista engarzados en bronce se usaban como amuletos contra el mal, y las copas mágicas esculpidas en la amatista desterraban el dolor y el mal de todos los que de ella bebían.

Es una piedra espiritual, la amatista se usa  durante procesos de meditación,  puesta delante de una vela blanca y un incensario dentro del que arde algo calmante y de elevadas vibraciones, como el sándalo, Mientras se baña, haga arder una vela de color púrpura claro y rodee la vela con amatistas.
La amatista también se usa para aumentar la conciencia psíquica y para agudizar el "sexto sentido".

Esta bella piedra también agudiza la mente consciente, estimulando el ingenio y aumentando los poderes mentales. Se utiliza para mejorar la memoria, para aliviar las jaquecas y  superar estados de desesperación espiritual; de confusión mental por exceso de preocupaciones de índole laboral, de desánimo.

Por su proyección de luz ultravioleta es empleada por los médicos y los sanadores. Está relacionada con los chakras coronario y tercer ojo.  Antiguos alquimistas decían que la piedra se oscurecía si se encontraba o enfrentaba con poderes negativos.

Te puede interesar