Así afecta el ruido a nuestro estado de ánimo

Salud y Bienestar El sábado Por AnaVic
Los efectos de los ruidos van desde provocar mal humor, hasta padecer problemas de sordera.
593564300bc67.image

El ruido afecta al estado de ánimo, según lo que ha podido establecer la ciencia, especialmente en los últimos años. En primer lugar, hay que destacar que el exceso de ruido produce sordera y que este problema trae consigo todo un conjunto de dificultades psicológicas adicionales.

En segundo lugar, el ruido por sí mismo constituye un estímulo agresivo para el cerebro. Sonidos como los timbres, el claxon, las sirenas y otros similares lanzan una señal de alarma, a la que se responde con un estado de alerta. El resultado es mayor estrés, una de las principales formas en las que el ruido afecta al estado de ánimo.

Por otro lado, el exceso de sonidos provoca una sobreestimulación al cerebro. Casi siempre ese ruido está presente simultáneamente con el desarrollo de actividades cotidianas. Esto exige que deba atenderse a diferentes frentes al mismo tiempo y afecta al desempeño cognitivo. Esa es otra de las formas en las que el ruido afecta al estado de ánimo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el nivel máximo de ruido no debe superar los 65 decibelios. Si se excede ese nivel, se produce un impacto negativo en el comportamiento social de las personas. Específicamente, se incrementa la ansiedad, irritabilidad y la sensación de desamparo.

Así mismo, según los datos disponibles, siete de cada diez personas afirman que el ruido les impide concentrarse. El ruido afecta a la capacidad de atención y, a largo plazo, puede ocasionar problemas de memoria y de aprendizaje. Además, la gran mayoría de las personas se siente de mal humor cuando hay mucho ruido en su entorno.

Otra de las formas en las que el ruido afecta al estado de ánimo se manifiesta durante el descanso. Las personas necesitan un ambiente silencioso para poder conciliar el sueño. Si hay sonidos en el entorno, con mucha frecuencia aparece el insomnio o se interrumpe el descanso. Esto tiene múltiples consecuencias psicológicas y físicas.

Musica y estado de ánimo

Tan importante es la influencia de los sonidos, que, de hecho, ya hay toda una área dedicada al estudio y a la terapia con base en la música. Al respecto, un estudio llevado a cabo por  las universidades de Bari (Italia) y Helsinki (Finlandia) señaló que la música cambia la bioquímica de las emociones.

El estudio, publicado en la revista Nature, indica que se observaron cambios en los receptores de dopamina con el estímulo musical. Esta investigación es una primera aproximación que busca dar forma a tratamientos no farmacológicos para los trastornos del estado de ánimo.

Incluso, ya se adelantan tratamientos con música en personas que tienen Alzheimer o Parkinson, con buenos resultados. Por lo tanto, si la música tiene todo ese poder, está claro que también el ruido afecta al estado de ánimo en el sentido opuesto.

Prevención y recomendaciones

Las grandes ciudades tienen problemas de contaminación auditiva y lo ideal sería que cada quien se comprometiera a disminuir el nivel de ruido en su vida diaria. Ayudarían mucho acciones voluntarias como no tocar el claxon si no es necesario, evitar la música a volumen elevado o abstenerse de hablar en un tono muy fuerte.

También es importante utilizar los elementos de protección auditiva cuando alguien está en un entorno de elevado ruido que resulta imposible de controlar. Así mismo, vale la pena buscar espacios de silencio regularmente.

Mejor con salud

Te puede interesar