Vicentin: configuración del panorama político, económico y objetivo del proyecto de expropiación próximo a ser presentado en el congreso.

Nacionales 10 de junio de 2020 Por Facundo Hache
El presidente Alberto Fernandez reiteró que se decidió intervenir la compañía cerealera ante el colapso financiero que la ponía en peligro de dejar de operar. A partir de aquí, empezamos a vislumbrar la configuración de la próxima "batalla" a librarse en futuras sesiones en el congreso para la aprobación del proyecto.

La arena de batalla estará en el congreso:

Como se está empezando a tensar el escenario político de este debate por Vicentin de cara al tratamiento de la expropiación en el congreso, la idea es que el proyecto ingrese por la cámara de senadores donde el  oficialismo tiene mayoría y quorum para avanzar con la ley, los mayores problemas estarían en la cámara de diputados, donde el oficialismo no tendría los votos suficientes y deberían apelar al apoyo de algunos aliados para obtenerlo, el oficialismo tiene 118 diputados propios, les faltarían 11 para obtener quorum y tratar este proyecto. Aquí van a tener un papel fundamental los interbloques federales para obtener un respaldo. Hablamos del interbloque federal, que lidera Eduardo Bucca, quienes se mostraron más reacios, incluidos Roberto Lavagna quien twitteo ayer: “Hace unos años se hablaba de soberanía energética y las cosas no salieron bien, no bastan los estados y los amigos del poder”. Por otro lado, el Interbloque Unidad y Equidad Federal que lidera José Ramón, se mostró más cercano al gobierno, en teoría más de la mitad del bloque apoyaría esta medida, así que se podría obtener el apoyo de algunos aliados. Por otro lado, obviamente del bloque de Juntos Por el Cambio, no se espera que se apoye al proyecto, ya que se expresaron antes de ayer, donde habían catalogado esta medida como: “ilegal”, “inconstitucional”, y “peligrosa”, sino también por una denuncia penal que presentaron en contra del presidente, por “abuso de poder”, la cual ya fue desestimada por la justicia debido a que el proyecto de ley se basa en la ley nacional de expropiación 2.149

 

Lo  que se busca con la decisión de intervenir y expropiar la cerealera Vicentin:

El presidente Alberto Fernández ya venía considerando seriamente esta decisión de intervenir y expropiar la cerealera Vicentin desde hace semanas. A partir de aquí, se comunicó con el gobernador santafesino Omar Perotti, quien remarcó la necesidad de evitar que la empresa cayera en quiebra con severo impacto en la economía provincial. 

Vicentin, gran exportadora, con facturación colosal, cayó en cesación de pagos como consecuencia de haber derrapado a la especulación financiera y de manejos turbios que los jueces deben develar, todo esto durante la gestión nacional de Mauricio Macri.

El devenir del concurso preventivo de acreedores aceleró la medida. Según información disponible en la Casa Rosada crecía una preocupante perspectiva: que la comprara una empresa extranjera ganando espacio en el comercio de granos y biocombustibles. Evitando que grupos económicos especuladores pudieran hacerlo, como son la francesa Dreyfus, la suiza Glencore o la norteamericana Cargill. Ninguna lo admitió públicamente pero se reconoce desde Santa Fe, que ya hubo sondeos. También se temía que ingresara a la “disputa” algún consorcio con empresarios argentinos y foráneos quedándose con un holding poderoso a precio bajo, el negocio rapiñero mas prospero en contextos de crisis como los que vivimos. Una mala venta o una quiebra por falta de interesados desampararía a los acreedores de Vicentin. El principal es el BNA que le prestó fortunas sin cumplir recaudos legales básicos, acompañado por miles de productores y trabajadores.

La vice presidenta Cristina Fernández de Kirchner aprobó la iniciativa. “Rescatamos una empresa en apuros, para preservar la fuente de trabajo y conservar presencia en un mercado estratégico”. Teniendo en cuenta que la expropiación es un límite a la propiedad privada fundado en el interés público. Según la Constitución nacional debe ser calificada por ley y previamente indemnizada.

En oficinas del Gobierno reconocen que no tienen todavía noción de cuál puede ser el valor actual de la mega empresa. En parte por su magnitud y diversidad de actividades. En parte porque su pasivo es exorbitante: la deuda concursal supera los 1300 millones de dólares. También porque es entre dudoso e imposible que se resuelva expropiar el patrimonio íntegro de Vicentin y todas sus unidades de negocios. 

Los objetivos son ambiciosos: reactivar una empresa clave para la economía nacional, abriendo camino hacia el sendero de la soberanía alimentaria. Acceder así, por primera vez tras muchos años en el comercio exterior de productos agropecuarios y sobre todo preservar la fuente de trabajo para alrededor de seis mil trabajadores. El anuncio y la decisión del Presidente de presentar este proyecto fue recibida con euforia en Santa Fe, y sobre todo por el gobernador Perotti quien no tuvo reparos en mostrar su entusiasmo, entre los que se destaca: "Es una decisión estratégica para la economía y estaremos acompañando este proceso en resguardo de los intereses de todos los santafesinos". 

Te puede interesar