Pequeño de 3 años con autismo desapareció y sus 2 perros lo protegieron hasta ser rescatado

Sociedad 29 de junio de 2020 Por Dany
Los fieles animales se convirtieron en héroes para este pequeño.
9-40

Un perro como mascota puede ser el mejor amigo de los niños que crecen junto con él. Su amor será incondicional y siempre estará para ayudar a los pequeños en lo que sea. 

Esta historia es sobre un par de fieles peludos que salvaron a su mejor amigo humano, un pequeño de tres años que padece autismo. 

La familia de Marshal Butler, que vive en la localidad de Ponce de León, Florida, EE. UU., atravesó el peor momento de su vida el pasado 3 de junio. Sin que sus padres se dieran cuenta, Marshal, que es incapaz de comunicarse con las personas, desapareció de su casa. 

El pequeño fue visto por última vez usando un pañal cuando inexplicablemente desapareció junto a sus amigos caninos: Nala y Buckwheat.

Luego de una hora de intensa búsqueda por los alrededores con la ayuda de vecinos, los padres de Marshal llamaron a la policía que acudió de inmediato al lugar. Un equipo de oficiales y perros comenzaron a rastrear al pequeño. 

Durante varias horas, la familia, el vecindario entero, policías locales y nacionales, y oficiales de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida, se dedicaron a buscar al niño. Al mismo tiempo, se difundieron imágenes del niño y los perros esperando a que alguien los identificara. 

“Estábamos en pánico. Todo tipo de peores escenarios se nos estaban pasando por la cabeza. Durante todo el proceso, estás aterrorizado”, dijo Kayla Stewart, tía de Marshal.

Por fortuna, luego de unas horas, Carol Shelton, una vecina, reconoció a Marshal. Ambos perritos se encontraban firmes junto al pequeño para protegerlo de cualquier peligro. 

“Sus dos perros estaban allí con él. Los cachorros lo habían guiado. Supongo que lo mantuvieron a salvo librándolo de cualquier peligro”, comentó Carol. 

El niño fue encontrado ileso y acompañado fielmente por sus perros muy cerca de la orilla de un río, a dos kilómetros de su casa. Buckwheat y Nala protegieron a Marshal a la perfección hasta que fue encontrado. Estos perritos hubieran cuidado al pequeño todo el tiempo que hubiera sido necesario. 

1-66

Aún no se explican que es lo que estuvo haciendo el pequeño durante todo ese tiempo y cómo salió de su hogar. Lo realmente importante es que fue hallado sano y salvo gracias a sus leales amigos. 

Marshal estaba lleno de barro por jugar en la tierra, cuestión que no sorprendió a su familia, pues dicen que jugar en la tierra es su actividad favorita. 

Te puede interesar