Brasilia define al coronavirus como "una gripe más"

Mundo 30 de junio de 2020 Por Maby
El gobernador de la capital de Brasil, quien es aliado de Jair Bolsonaro, afirmó que "las restricciones no sirven para nada" ya que "la gente no puede estar más en la casa".
BRASILIA 2
Brasilia anunció la reapertura de actividades en agosto

El gobernador del Distrito Federal de Brasilia, que tiene 2,3 millones de habitantes, decretó el lunes el estado de calamidad para acceder a presupuestos federales para hospitales y defensa civil.

Ibaneis Rocha, gobernador de Brasilia, y aliado al presidente Jair Bolsonaro, anunció este martes que pretende reabrir en agosto todas las actividades de la capital brasileña y que pasará a tratar al coronavirus como "una gripe más".

"Yo en agosto ya dejaría todo abierto. No sería con restricciones, ya las restricciones no sirven para nada, la gente no puede estar más en la casa, estamos en el límite del aislamiento", dijo Rocha gobernador de Brasilia.

En esta oportunidad, Ibaneis fue el primer gobernador brasileño en iniciar la cuarentena ante la llegada del coronavirus a fines de febrero, y al pasar el tiempo se convirtió en un aliado del ala militar del gobierno y directamente del jefe de gabinete, general Walter Braga Netto.

"No tengo miedo de que se llenen los hospitales, esto será tratado como una gripe, como debió haber sido tratado desde un principio", sostuvo el gobernador, que acusó a los estados de San Pablo y Río de Janeiro por no haber contenido el avance del virus desde el inicio.

Por otra parte, Rocha defendió al ministro de Salud de Brasil, general Eduardo Pazuello, quien pobló la segunda y tercera línea de la cartera con oficiales del Ejército.

"Una pandemia es una guerra y la guerra se gana con los militares. Pazuello será el mejor ministro de la historia. Está llevando equipamientos a quien lo necesita, como debió hacerse desde el primer momento", sentenció Rocha

Por otra parte dijo que, logró achatar la curva de contagios y decesos y que la población estuvo en cuarentena con flexibilizaciones durante 72 días, con lo cual tiene sobrando 200 camas de terapia intensiva y otras 170 a disposición en caso de emergencia.

De los 47.071 casos positivos, Brasilia acumula 559 muertos.

Te puede interesar