COLOMBIA: niña indígena fue abusada por militares en Guaviare

Mundo 02 de julio de 2020 Por Alba
La adolescente de 15 años denuncia que fue encerrada durante cuatro días en un batallón, donde la violaron constantemente y no le daban de comer ni de beber.
COLOMBIA

El caso de la niña de 15 años, de la comunidad indígena nukak makú, habría sido secuestrada, violentada y abusada por un grupo de militares en Guaviare. Este es uno de los cinco casos que al parecer se presentaron en esa gaurnición militar.  Este proceso doloroso le dejo terribles daños psicológicos. Los hechos habrían ocurrido el 8 de septiembre del año pasado y solo hasta hoy, por la investigación periodística del caso  permite conocer información detallada.

Lo preocupante es que no es un caso aislado, de acuerdo con cifras de Medicina Legal, de  7.544 exámenes por presunto abuso sexual, 6.479 de los casos, las víctimas eran menores, 5.422 mujeres y 1.057 hombres. El ICBF también reveló cifras actualmente hay 62.000 menores bajo protección de esa entidad, de los cuales el 38 por ciento está por casos de violencia sexual y en un 85 por ciento son niñas.

En este caso particular,  un grupo de militares que secuestraron a la menor, la llevaron a la fuerza al campamento del batallón y allí la encerraron en un cuarto, días después, la niña apareció desnuda por la carretera. La comunidad nukak makú se encuentra en una zona a un poco más de dos horas y media del casco urbano del San José del Guaviare, en el corregimiento de Charras. 

En el relato, la víctima cuenta cómo fue violada particularmente por dos militares. Este testimonio está detallado en un informe de la Defensoría del Pueblo, luego de que el organismo de control designara una comisión para que hiciera la visita pertinente días después de conocerse la denuncia.

En el documento se lee: "La menor fue retenida contra su voluntad por un espacio de cuatro días. En su denuncia dice que estuvo sometida a acceso violento por parte de integrantes del Ejército que la llevaron al sitio del campamento que tienen a la entrada de la vereda donde no le daban de comer ni de beber y luego la dejaron desnuda demabulando por la carretera".

Sin embargo, los detalles desgarradores de cómo fue abusada la menor fueron ampliados en denuncias que tuvo en su poder la Procuraduría General de la Nación, en un oficio en respuesta a las Naciones Unidas:  "Iba con una amiga en el centro y fue a un baño, al salir venían dos soldados que se quedaron mirándolas, se les aproximaron y la tomaron de la mano y se la llevaron. La amiga se cansó de esperarla y se fue a la maloka donde avisó que no sabía dónde estaba. Sentía mucho miedo porque los soldados la cogieron del brazo y se la llevaron. Entraron al batallón, allí la llevaron a un cuarto donde  la encerraron. Ahí dentro, los dos soldados accedieron a ella el domingo, lunes, martes, miércoles, jueves y el viernes por la mañana", se lee en un apartado del informe del Ministerio Público.

La menor, una vez fue encontrada, fue sometida días después y no inmediatamente a exámenes de Medicina Legal, y luego fue llevada a un centro del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Te puede interesar