Fallece el compositor Ennio Morricone, a los 91 años

Cultura 06 de julio de 2020 Por Periodismo en Línea
El italiano, considerado uno de los mejores compositores de la historia del cine, ha muerto a los 91 años en una clínica de Roma a causa de las complicaciones de una caída sufrida hace unos días.
CINEMA

«Por supuesto, cuente con ello». Con esas palabras respondía Ennio Morricone convencido a la invitación que se le hacía desde España para recoger en otoño el Premio Princesa de Asturias de las Artes. Los 91 años que lucía solo unas semanas atrás, no le hicieron siquiera dudar.  El gran compositor, el hombre que envolvió de música algunas de las películas que forman parte de nuestra historia personal y colectiva, ha muerto. Le faltaban cuatro meses para cumplir los 92, nació en Roma, 10 de noviembre de 1928

Cerraba los ojos en una clínica de su querida ciudad natal, la Campus Biomedico, donde llevaba ya unos días, tras sufrir una fractura de fémur. El célebre compositor,  será despedido en la más estricta intimidad. Así lo ha pedido su familia, su hijo Marco fue el encargado de comunicar la triste noticia, asegurando que el músico conservó «hasta el último momento una plena lucidez y gran dignidad». 

Ganador de un Oscar honorífico, que se le otorgó en 2006, se llevó por fin en 2016 el de la mejor banda sonora, por 'Los odiosos ocho', de Tarantino. Composición que le valdría también un Globo de Oro y el Bafta de la Academia Británica. Fue Morricone, premiado hasta la imposibilidad de recuperar todos sus galardones, el creador de las más aclamadas músicas del llamado spaghetti western, al que dio altura Sergio Leone. Suyas son las bandas sonoras de la mítica 'Trilogía del Dólar' protagonizada por Clint Eastwood. 'Por un puñado de dólares (1964), 'La muerte tenía un precio' (1965) y 'El bueno, el feo y el malo' (1966). Al lado de estos títulos deja como legado cientos de composiciones que todos recordaremos siempre, 'Cinema Paradiso' (1988), de su amigo Giuseppe Tornatore, 'La Misión' (1986) o 'Novecento' (1976), de Bernardo Bertolucci.

Te puede interesar