Cuando el sentimiento de soledad se apodera de las personas, no lo llena la compañía.

Salud y Bienestar 25 de julio de 2020 Por Graciela Taffarelli
Cuando el sentimiento de soledad, se acentúa y se extiende en el tiempo, puede convertirse en un sentimiento crónico, poco saludable para la persona que lo transita.
soledad-loneliness-CNN

Cuando sentirse solo o sola se prolonga en el tiempo, se impregna de tal forma en las personas, ocasionándoles sentimientos de dolor, desasosiego, e incluso tristeza. Considerando que el ser humano es un ser social y que necesita del contacto con otros seres humanos, padecerán el hecho de caer en determinados circuitos de sentimiento de soledad y auto-aislamiento consecutivamente y donde cada uno de estos aspectos alimenta al otro.

La mayoría de las personas, tiene vínculos cercanos y/o la posibilidad de generarlos. Sin embargo, cuando el sentimiento de soledad se apodera de sus pensamientos, les resulta complejo poder apartar el dolor que les provoca, sienten que nos es una soledad buscada, y no logran darse cuenta que pueden poner punto final a su distanciamiento con el resto del mundo con solo decidirlo.

Cuando ese sentimiento perdura en el tiempo, y se agudiza la tristeza, puede convertirse en un sentimiento de soledad crónica. 

Hay pensamientos y creencias que colaboran para que este sentimiento se instale y se agudice.

Auto creencias que descalifiquen la propia imagen de sí mismo/a, tales como: creer que es una persona rara a la imagen del los demás, pensar que no sabe relacionarse, que se expresa mal, que será rechazada, que no es apreciable, etc., pueden actuar de manera negativa para que una persona se relacione con otros. 

 Sentimientos de desconfianza y descalificación hacia los demás, también colaboran para mantener esa distancia que luego genera sentimientos de soledad en relación al resto.

En todos estos casos, la auto imagen, la autoestima tienen un lugar importante para la construcción de este sentimiento. Incluso, pueden llegar a sentir culpa o que merecen el hecho de estar aislados.

La soledad y el aislamiento son perjudiciales para la salud.

Cuando el aislamiento se agudiza, puede afectar:  cierta destreza en la comunicación de las personas, la habilidad para expresar sus pensamientos y sentimientos. 

Otro de los aspectos que pueden verse afectados, es la posibilidad de resolver adecuadamente algunas habilidades sociales, puede surgir cierta desconcentración, etc. 

El sentimiento de soledad crónica, puede llegar a provocar en las personas un estado depresivo.

Como ayudar a este sentimiento.

Algunas acciones o actividades pueden facilitar las oportunidades para relacionarse con otros, como por ejemplo: Realizar actividades al aire libre, en contacto con la naturaleza, puede ayudar a aliviar tensiones y a favorecer el bienestar de las personas, resultando este un gran estímulo para vincularse con los demás. También la actividad física, suele colaborar en la mejora del estado de ánimo en las personas y facilitar la interacción con los otros. Participar de actividades recreativas en grupo, criar una mascota, también ofrecen oportunidades para socializar. Sin embargo, cuando este sentimiento invade, algunas veces resulta complejo desenmarañarse de él, haciéndose necesario pedir ayuda profesional.

Todos somos merecedores del bienestar propio y de poder disfrutar de la compañía de los otros y del regocijo que nos puede brindar el compartir. Con los otros, tenemos la oportunidad de ser, de diferenciamos, retro-alimentamos y crecer como seres humanos.

yo
Graciela Taffarelli.
Consultora Psicológica.
 

 

Graciela Taffarelli

Nacida el 14 de abril de 1960 en C.A.B.A.
Consultora Psicológica. Especialista en desarrollo personal.
Fundadora del Movimiento Contagiar Salud.
Docente.
Comunicadora en medios.

Te puede interesar